NEWS | April 17, 2013

La FTC-B ayuda a Belice en la erradicación de droga

By Myr. Angelic Dolan Relaciones Públicas de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo

La Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo, junto con la Administración Anti-Drogas de los Estados Unidos (DEA), asistió a las autoridades de Belice en una exitosa operación de erradicación de marihuana del 8 al 11 de Abril a lo largo y ancho del litoral norte de Belice.

Las operaciones dieron como resultado al gobierno de Belice la eliminación de 16 campos, 61,000 plantas ilícitas, 330 libras de marihuana comprimida y 22 libras de semillas de marihuana; para un estimado de $ 12.5 millones de dólares estadounidenses.

La Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo proveyó el apoyo aeronáutico, guardia en caso de evacuación de victimas y la familiarización de 55 oficiales de las Fuerzas de Defensa de Belice con la operación "Jacob's ladder" (escalera de Jacob).

"Las operaciones con Jacob's ladder o la escalera espeleológica fueron utilizadas en zonas de aterrizaje que podrían potencialmente dañar la aeronave", dijo el Sgto.de Administración del Ejército e instructor de Estandarización de la Compañía Bravo Glen Haynie. "Nos ha permitido subir y bajar a las tropas sin aterrizar y aun así llevar a cabo la misión".

Los recursos y la experiencia utilizada para trabajar en conjunto con el gobierno beliceño permitieron niveles inéditos de interdicción.

"Al trabajar con nuestros compañeros en Belice, fuimos capaces de proporcionar apoyo consistente en un Chinook CH-47 y Blackhawk UH-60 del Ejército de Estados Unidos con 10 miembros de la tripulación del primer batallón, 228vo regimiento de aviación", dijo Beau Caroll, Cap. del Ejército, Comandante de compañía del CH-47 y comandante de Misión Aérea para la misión contra las drogas en Belice. "Al integrar las misiones aéreas, el gobierno beliceño erradicó mas plantaciones ilícitas en 48 horas que en los dos años previos combinados cuando los esfuerzos de intersección constituyeron estrictamente recursos terrestres".

Además de los éxitos de interdicción, los esfuerzos combinados del gobierno beliceño y los operadores de la FTC-B permitieron la identificación de al menos seis otras ubicaciones para un futuro procesamiento por parte de las agencias apoyadas.

"Participar en la misión de interdicción de drogas y trabajar con agencias internacionales es una experiencia única y gratificante", dijo Carroll. "Ser capaz de volar las operaciones con un resultado final tan efectivo es la razón por la cual nos convertimos en pilotos. Gracias a esta operación, paramos el tránsito de marihuana del Caribe y América Central valorada en $12,5 millones en los Estados Unidos".

Esta exitosa operación resaltó la capacidad de la FTC-B para conducir y apoyar operaciones conjuntas e interinstitucionales al mismo tiempo que se desarrolla la capacidad de las naciones hermanas de Centro América para combatir el narcotráfico.