Home : Media : Article Display
FROM THE U.S. STATE DEPT; U.S. CITIZEN TRAVELERS - COVID-19 State Department Alert Travel | IF YOU ARE CURRENTLY IMPACTED BY THE COVID-19 TRAVEL BAN & NEED IMMEDIATE ASSISTANCE, Call 1-888-407-4747 (U.S./Canada); +1-202-501-4444 (overseas); or contact the nearest embassy. (U.S. Embassy Honduras: +(504) 2236-9320)

Ejercicio Vita: FTC-Bravo, aliados colombianos realizan capacitación de interoperabilidad en La Guajira

By Capitán Beau Downey | JTF-Bravo Public Affairs | March 26, 2020

SOTO CANO AIR BASE, Honduras —

BASE AÉREA SOTO CANO, Honduras - Las fuerzas combinadas de Colombia y Estados Unidos concluyeron el Ejercicio Vita en el Fuerte Buenavista, Colombia, durante una ceremonia el 17 de marzo que marcó más de dos semanas de operaciones en la región de La Guajira. Más de 150 miembros de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo, con sede en la Base Aérea Soto Cano en Honduras, trabajaron junto con miembros de las Fuerzas Militares de Colombia y numerosas agencias gubernamentales para realizar eventos de capacitación para el ejercicio.

El ejercicio Vita es un ejercicio combinado de interoperabilidad que reunió a los participantes para realizar operaciones humanitarias y de acción cívica, incluyendo múltiples eventos de capacitación en preparación médica. El ejercicio se centró en reforzar los lazos de cooperación de seguridad y mejorar la preparación general de los participantes, al tiempo que demostró la promesa duradera del Comando Sur de los EE. UU. para las Américas.

"Tenemos el gran desafío de continuar consolidando la cooperación bilateral cotidiana entre nuestras dos naciones," dijo el Mayor General del Ejército colombiano Hugo López Barreto, comandante de la fuerza de tarea de fuerzas combinadas y oficial superior a cargo del ejercicio Vita, durante una ceremonia de apertura el 9 de marzo. "Este tipo de ejercicio permite el desarrollo de misiones internacionales dirigidas a la integración adecuada de las tropas mientras se mantiene el más alto nivel de preparación operacional."

Durante el ejercicio, las fuerzas colombianas y estadounidenses realizaron tres eventos de preparación médica y quirúrgica en áreas identificadas por el gobierno de la nación anfitriona como las más necesitadas, beneficiando cerca de 1,300 pacientes en comunidades de La Guajira. Los participantes proporcionaron servicios que incluían medicina preventiva, salud pública, farmacia y odontología, mejorando su preparación médica mediante la práctica de operaciones en un lugar remoto y austero, lo cual requería una planificación significativa y coordinación logística.

Además, los equipos de asuntos civiles y militares supervisaron la provisión de más de $65,000 en donaciones humanitarias, incluyendo la entrega de una mesa quirúrgica de $ 10,000 al Hospital San Rafael en San Juan del Cesar – lugar de uno de los eventos de preparación médica quirúrgica, lo cual permitirá que el centro médico ayude a más pacientes en el futuro.

"Para nuestra población, esta donación es muy importante porque tenemos una gran cantidad de personas muy vulnerables," dijo Eliana Mendoza, gerente del Hospital San Rafael. "Estamos muy agradecidos de que nos hayan tenido en cuenta y de esta maravillosa [mesa quirúrgica]".

El Teniente Coronel del Ejército de los EE. UU. Jeffrey Uherka, director de operaciones civiles y militares de la FTC-Bravo, supervisó a los participantes de asuntos civiles de los EE. UU. quienes se integraron con sus homólogos colombianos y proyectaban los eventos de preparación médica desde un centro combinado de operaciones civiles y militares en Uribia. Su papel era identificar oportunidades específicas para amplificar los efectos de las operaciones del ejercicio.

"La forma en que nuestro equipo amplifica los efectos es ayudando a socios como la [Defensa Civil de Colombia] a integrarse en los ejercicios de preparación médica, al tiempo que trae líderes clave para aumentar la confianza entre la población y su gobierno," dijo Uherka.

Los miembros del 1er Batallón, 228 Regimiento de Aviación con la FTC-Bravo proporcionaron libertad de movimiento para las fuerzas combinadas hacia áreas remotas de la región durante todo el ejercicio. Durante múltiples eventos combinados de capacitación, desarrollaron habilidades comunes a través de la planificación y ejecución de operaciones que incluyeron capacitación en elevación de helicópteros y prácticas de evacuación médica.

Para los participantes de ambos países, el ejercicio representó una oportunidad para crecer y aprender juntos, mejorando una relación de seguridad que ya era sólida y al mismo tiempo brindando servicios críticos a las comunidades necesitadas.

"Nos damos cuenta de que podemos trabajar más juntos para ser más interoperables entre ambos países con el fin de brindar bienestar y alegría a las comunidades vulnerables de La Guajira," dijo el comandante del ejército colombiano Cristian Loaiza, Comandante del Batallón de Acción Integral y Desarrollo No. 1 y participante del ejercicio. "Es muy gratificante porque adquirimos más conocimiento, trabajamos más duro para convertirnos en excelentes socios, y fuera de eso, continuamos desarrollando nuestra gran y duradera amistad entre ambos ejércitos."

Esa integración fue particularmente notable entre la FTC-Bravo y la unidad anfitriona en el Fuerte Buenavista: la Fuerza de Tarea de Armas Combinadas Medianas (FUTAM) del Ejército Colombiano. La unidad es el principal grupo de trabajo de Colombia postulado para responder a contingencias. Durante los comentarios en la ceremonia de apertura, el Coronel del Ejército de los EE. UU. Steven Barry, comandante de la FTC-Bravo, reconoció al FUTAM como una 'unidad hermana'.

"Compartimos un vínculo que es indicativo de la fuerte relación entre nuestras naciones," dijo Barry. "Nuestras unidades son fuerzas de tarea únicas encargadas de prepararse para proyectar fuerzas donde sea necesario. De esta manera, tenemos una ventaja inicial, un marco común en el que podemos trabajar."

Incluso hasta el final, el ejercicio Vita se centró de las alianzas. Cuando se suspendieron las actividades de ejercicio debido en parte al nuevo brote de coronavirus que afecta a Colombia y la región, un esfuerzo coordinado entre las Fuerzas Armadas de Colombia y el Comando de Transporte de los EE. UU. aseguró un rápido regreso del personal y los suministros de la FTC-Bravo a la Base Aérea Soto Cano para que se postulen como una fuerza dinámica para el Comando Sur de los Estados Unidos.

"Nos gustaría agradecer a nuestros anfitriones colombianos, incluidos los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas Colombianas y las numerosas agencias gubernamentales de quienes hemos aprendido tanto," dijo Barry. "Esperamos con ansias el día en que podamos volver a trabajar lado a lado en beneficio de nuestro equipo combinado y del pueblo colombiano."