ArticleCS - Article List

La FTC-Bravo completa la misión humanitaria en Haití tras gran apoyo aéreo

By MSgt. Kerri Spero | Oficina de Relaciones Públicas de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo | Oct. 25, 2016

BASE AEREA SOTO CANO, Honduras —

Más de 200 miembros del personal de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo han estado trabajando largas horas por más de 15 días, brindando apoyo aéreo, transportando personal y suministros de asistencia para las áreas azotadas por el Huracán Matthew en Haití. Con una combinación de helicópteros HH-53 Super Stallion, HH-60 Black Hawk, y CH-47 Chinook que se desplegaron desde Soto Cano hacia Haití desde el 5 de octubre. La operación extensiva comenzó a terminar con sus operaciones retornando al personal y al cargamento a Soto Cano a partir del 16 de octubre y concluyo con el regreso de todo el personal el 20 de octubre.

“Ese un honor estar a cargo de esta fuerza de tarea,” dijo el Cnel. del Ejercito de los EE.UU. Brian Hughes, Comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo. “Los esfuerzos hechos por la fuerza de tarea en su totalidad para poder ejecutar esta misión fueron tremendos. Entre el 1er Batallón, 228 Regimiento de Aviación, el Elemento Medico, Fuerzas de Seguridad Conjuntas, y el 612 Escuadrón Aéreo, fue un esfuerzo de toda la FTC-Bravo sincronizado con la Fuerza de Tarea de Propósito Especial Marina Aeroterrestre Sur. Hicieron un gran trabajo y estoy absolutamente impresionado con ellos.”

Mientras estaban en Haití, la Fuerza de Tarea de Propósito Especial Marina Aeroterrestre Sur y el 1er Batallo, 228 Regimiento de Aviación de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo fueron parte de la Fuerza de Tarea Conjunta-Matthew, un comando temporal establecido por el Comando Sur de los EE.UU. en Port-au-Prince, bajo el comando del Contraalmirante de la Naval de los EE.UU. Cedric Pringle, para coordinar y ejecutar los elementos combinados de apoyo del Departamento de Defensa, que incluyeron los helicópteros de la Marina y el Ejercito de Soto Cano, y barcos y aeronaves de la Naval, Fuerza Aérea y Guarda Costas.

“Había calor, fue exhaustivo pero muy gratificante”, dijo el Tte. Cnel. del Ejercito de los EE.UU. Richard Tucker, Comandante del 1er Batallón, 228 Regimiento de Aviación. “Las tropas estaban motivadas y entusiasmadas de trabajar, volar y movilizar comida y suministros, al igual que al personal que asesoraba los daños en Haití y quienes dirigían las donaciones y los esfuerzos a las zonas afectadas. Trabajamos largas horas y estoy muy orgulloso de sus esfuerzos.”

Tucker dijo que lo que más lo emociono fue que durante la misión los uniformes no importaban. No importaba si eras del Ejército, la Fuerza Aérea o del Cuerpo de Marina, todos colaboraron. En cualquiera de los días había helicópteros con pilotos del Ejército o Infantes de la Marina ayudándoles a cargar y descargar los bienes. Realizaban vuelos mixtos con los CH-53s y también contaban con los helicópteros H-60s de la Naval que ingresaban y se estacionaban para los cargamentos. Se comunicaban entre todas las aeronaves por radio, aterrizaban en los buques de la Guardia Costera para poder movilizar a los visitantes distinguidos y estaba muy contento de ver que no había competencia, era un esfuerzo en equipo.

Históricamente, las capacidades de los militares estadounidenses se necesitan en las etapas iniciales de las operaciones de desastres naturales, cuando existen menos recursos disponibles para ayudar a las víctimas y que impacten a las comunidades. Con el progreso de la misión y cuando llegan más expertos que apoyen la recuperación a largo plazo, los roles anteriormente realizados por las unidades militares son asumidos por civiles expertos y agencias de asistencia de desastres.

“He escuchado por mucho tiempo que no debemos determinar nuestra importancia por la cercanía que se tenga al campo de batalla o a la lucha”, dijo Hughes.  “En este caso, la cercanía a la asistencia humanitaria que se requería en Haití fue la de movilizar el elemento, apoyarles mientras estaban ahí, y luego devolverlos de manera segura, lo cual fue igual de impresionante desde mi perspectiva. Fue un gran esfuerzo conjunto. Aquí en la rampa teníamos a cada uno de los servicios comprometido, incluyendo algunos empleados Hondureños quienes también ayudaron. Fue un esfuerzo en equipo totalmente: el Ejército, la Naval, Fuerza Aérea, la Marina, al igual que los civiles locales.

La asistencia humanitaria y respuesta de desastres naturales son parte delas misiones primarias de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo en Centro América, pero aun cuando Haití no forma parte de su área directa de operaciones, el equipo comenzó las operaciones de asistencia a solicitud del Comando Sur y el Gobierno de Haití desde el 5 de octubre, listos para quedarse el tiempo que fuese necesario.

Según el Almirante Kurt Tidd, Armada de los EE.UU y comandante del Comando Sur, la misión única que está realizando la milicia estadounidense en apoyo al desastre natural está saliendo, mientras el apoyo civil esta incrementando con el ingreso de médicos civiles y otro personal que asistirá a largo plazo. EE.UU. no está dejando a Haití, si no cambiando el apoyo que se está brindando. 

| U.S. CITIZEN TRAVELERS - COVID-19 STATE DEPARTMENT TRAVEL ALERT | If you are currently impacted by the COVID-19 travel ban and need immediate assistance call 1-888-407-4747 (U.S./Canada); +1-202-501-4444 (overseas); or contact the nearest U.S. embassy.                                     U.S. Embassy Honduras: +(504) 2236-9320