NEWS | July 30, 2013

Dos alumnos de West Point esperan aportar nuevas ideas a las fuerzas militares hondureñas

By Staff Sgt. Jarrod Chavana Relaciones Públicas de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo

A menos de 50 millas al norte de la ciudad de Nueva York, se encuentra una escuela a orillas del río Hudson, la cual desde hace más de 200 años ha afianzado con honor la gran tradición de perfeccionar la disciplina militar y la educación de los futuros líderes.

En mayo de 2013, una cadete de West Point aplaudió a su hermano, Isaac Martorell, mientras caminaba por el escenario para recibir su tan esperado diploma / cargo. Este dúo de hermano y hermana no era de California, Texas o incluso de los EE.UU., son de Honduras.

El 15 de julio, Beatriz Martorell, estudiante de tercer año en West Point, realizó su entrenamiento de liderazgo de cadete (CTLT por sus siglas en inglés) en Honduras, su país natal.

CTLT proporciona a los cadetes de tercer año con la oportunidad de experimentar el liderazgo en las unidades de la Tabla de Organización y Equipamiento del Ejército de los EE.UU. durante un período de tres a cuatro semanas. Los cadetes sirven en posiciones de liderazgo a nivel de teniente con las unidades en servicio activo para adquirir una mejor comprensión de su posición futura.

"Siempre quise ser como mi hermano, Isaac", dijo Martorell. "Asistí a una academia militar en Tegucigalpa, cuando mi hermano volvió a casa de West Point y nos habló acerca de la escuela, fue entonces cuando me di cuenta de que quería asistir."

"Él siempre ha sido un líder y eso es lo que yo quería para mí", agregó. "Después de que me gradué, presenté una solicitud ante el ejército hondureño y fui elegida como una de las seis finalistas de toda Honduras. Luego la lista, se presentó a la Embajada de EE.UU. y fui seleccionada."

Martorell fue la estudiante más sobresaliente y pronunció el discurso de clausura de su clase, anotó más de un 30 en el examen ACT, más de 2000 en su Prueba de Aptitud Académica (SAT por sus siglas en inglés) y 115 de 120 en su Examen de Inglés como Lengua Extranjera (TOEFL por sus siglas en inglés).

"Es una sensación increíble que Beatriz y yo hayamos tenido la oportunidad de asistir a West Point", dijo el sub-teniente Isaac Martorell, oficial de pelotón de la academia militar hondureña. "Los aspectos académicos y militares son indescriptibles, pero el aspecto más importante de West Point para mí fueron todos los valores y cualidades de liderazgo que te enseñan."

"Tengo la esperanza de llevar los estilos de liderazgo que aprendí mientras asistí a West Point", añadió. "Quiero incorporar a esos dos y crear un híbrido y con este conocimiento creo que podemos equipar mejor a las fuerzas militares hondureñas."