NEWS | Oct. 15, 2013

La Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo ejecuta ejercicio de respuesta a un desastre internacional

By Cap Zach Anderson Oficina de Relaciones Públicas de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo

Los miembros del equipo de Asesoramiento y Evaluación para Centro América de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo (C- SAT por sus siglas en inglés) participaron en Belice de un ejercicio multi- nacional e intergubernamental de respuesta a desastres, 26 a 28 de septiembre.

El C-SAT es una unidad de despliegue rápido que proporciona el Comando Sur de los Estados Unidos (USSOUTHCOM) con la capacidad de definir y adaptar una respuesta del Departamento de Defensa en apoyo a los esfuerzos de los EE.UU. para mitigar los efectos de un desastre en Centroamérica.

"El equipo de Asesoramiento y Evaluación para Centro América es un activo del Comando Sur fuera de la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo", dijo el teniente coronel del Ejército de EE.UU. Alan McKewan, jefe del equipo de C-SAT. "El equipo se puede desplegar a cualquier lugar en Centro América para ayudar al equipo de los EE.UU. en el país y todo el enfoque del gobierno para el alivio de desastres. Nuestra misión es ir hacia adelante y actuar como los ojos del comandante del Comando Sur en la asistencia a las operaciones de socorro."

Si un país solicita el apoyo de EE.UU. de América Central en el caso de una catástrofe natural o de origen humano, el C-SAT trabajará para llevar a cabo las evaluaciones y hacer recomendaciones para apoyar los esfuerzos de respuesta inicial del gobierno estadounidense, así como el seguimiento en escena del personal militar para proporcionar asistencia de desastres.

El ejercicio marcó la primera ocasión en que el equipo C-SAT se desplegaba hacia Belice. Durante el ejercicio, el equipo trabajó con varias fuerzas militares, así como con agencias de rescate para discutir y determinar las acciones de respuesta en caso de un huracán.

"Esto es realmente una operación conjunta, intergubernamental y multinacional", dijo McKewan. "Estamos trabajando con la Embajada de los EE.UU., las Fuerzas de Defensa de Belice, la guardia costera de Belice y los miembros de las fuerzas armadas británicas igualmente con la Oficina de Asistencia para Desastres en el Extranjero EE.UU. (OFDA por sus siglas en inglés) y la Organización Nacional de Gestión de Emergencias de Belice (NEMO por sus siglas en inglés). Todos estamos trabajando juntos, operando y planificando con el gobierno de Belice para las operaciones de socorro."

A lo largo del ejercicio, las diferentes organizaciones de socorro y militares discutieron los recursos, las opciones para la prestación de asistencia y planes de cómo responder en caso de un desastre.

"Siempre que se puede trabajar juntos y colaborar con tus socios, uno tiene la oportunidad de aprender," dijo el mayor de las Fuerzas de Defensa de Belice Roches Charlton, oficial de las Fueras de Operación para las Fuerzas de Defensa de Belice. "Belice es un país pequeño con recursos limitados, por lo que los recursos que el equipo C-SAT puede traernos, amplifica grandemente nuestras capacidades y nos permite estar mejor preparados para servir a nuestra nación."

El escenario del ejercicio, donde un gran huracán toca tierra en Belice, incitó un debate en profundidad sobre la coordinación de las capacidades que podrían ponerse a disposición de las diferentes entidades involucradas.

"Nuestro primer objetivo era implementar correctamente nuestro equipo", dijo la mayor Emily Marr, oficial de operaciones actuales del C -SAT. "Nuestro segundo objetivo era coordinar y planificar con nuestro equipo en el país y descubrir cómo nos integramos mejor con ellos. Y nuestro objetivo final es trabajar con ellos y hacer relaciones duraderas con nuestros socios en el gobierno de Belice."
Trabajar a través de un escenario de desastre con tantas diferentes entidades de socorro nacionales, le permitió a los miembros del equipo ganar experiencia en cómo las organizaciones se coordinarían en una situación real.

"Es un mundo multi-nacional en el que vivimos y una nación no puede hacerlo todo por sí solo," dijo Marr. "Juntas a nuestras naciones socias, las diferentes organizaciones, los beliceños, los británicos, realmente nos ayuda a ver todo el panorama. Cuando ocurra un desastre, habrá un esfuerzo internacional. Mientras más temprano fomentamos estas relaciones de trabajo, mejor será."

McKewan dijo que facilitar esa discusión fue clave en el éxito del escenario del ejercicio.

"Conseguir que estas diferentes naciones y ejércitos socios para comenzar a hablar con ellos sobre lo que sucedería en el caso de un desastre natural, mostrando cuáles son sus planes y luego mostrando lo que SOUTHCOM y la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo pueden proporcionar para ayudar los esfuerzos de socorro, es tremendamente importante," dijo McKewan.

El resultado final de este y otros ejercicios es cómo fomentar las relaciones y desarrollar la capacidad del C-SAT para coordinar con diversas entidades de respuesta a desastres para mejorar la eficacia de los esfuerzos de socorro en caso de una situación real.

"El propósito del equipo C-SAT y la participación de Estados Unidos en las operaciones de socorro es asumir la totalidad del enfoque del gobierno para aliviar el sufrimiento humano", dijo McKewan. "Belice es un gran socio para nosotros y es importante para nosotros no sólo venir y mostrar el apoyo que hemos estado proveyendo, si no como podemos hacer las cosas en el futuro si hay un desastre y estar mejor preparados para responder."