NEWS | Oct. 29, 2013

La Fuerza de Tarea Bravo se asocia con "Kick for Nick" para donar balones de fútbol a Olimpiadas Especiales-Honduras

By Cap. de Fuerza Aérea Zach Anderson Relaciones Públicas de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo

Más de siete años después de la muerte del soldado del Ejército de EE.UU. Nick Madaras, el coronel del Ejército de EE.UU. Thomas Boccardi, comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo todavía recuerda vívidamente la noche del vuelo de héroe que llevó a Madaras de Irak a casa.

"Fue una noche muy oscura y silenciosa", dijo Boccardi. "Salí con un compañero de batalla, y cuando llegamos a la pista había unas trescientas personas ahí, de pie en formación, esperando el helicóptero que llegaría a recoger a Nick y lo llevaría a casa."

Al estar en una zona de guerra, el helicóptero aterrizó en una pista sin iluminación y con sus luces apagadas.

"Cuando llegó el avión, recuerdo escucharlo y sentirlo cortando el aire", dijo Boccardi. "A todos nos llamó la atención al unísono. Trajeron el ataúd afuera y cargaron la aeronave, y luego levantó lentamente en la noche y desapareció. Nadie dijo nada, sólo había silencio. Todo lo que podía sentir era el viento desde el helicóptero y que había un profundo sentimiento de pérdida".

Madaras fue uno de los soldados de Boccardi durante un despliegue a Irak en 2006. Fue asesinado por un artefacto explosivo improvisado el 3 de septiembre de 2006, apenas unos meses previos al regreso a casa de su unidad.

Sin embargo, el legado del soldado Nick Madras no termina en una noche oscura en un helipuerto en Irak. Más bien, su legado vive a través de otras personas que están cumpliendo un sueño de Madaras que comenzó durante ese despliegue.

"Nick era parte del destacamento de seguridad para el comandante del batallón", dijo Boccardi. "Muchas veces cuando estaba haciendo su trabajo, él interactuaba con los niños de la zona y se dio cuenta de lo mucho que amaban el fútbol, pero no tenían balones de fútbol. Así que cuando él fue a casa de visita, justo antes de ser asesinado, le pidió a su padre que le enviara balones de fútbol para dárselos a los niños."

Poco después que Madaras fuese asesinado, la organización sin fines de lucro "Kick for Nick" ("Patea por Nick") se creó en su honor como una forma de llevar a cabo su sueño. A través de "Kick for Nick," los balones de fútbol son donados y distribuidos a los niños de escasos recursos en todo el mundo. La organización es dirigida por el padre de Nick, Bill Madaras.

"Bill Madaras se niega a que la memoria de Nick simplemente se pierda en la deriva", dijo Boccardi. "Él está incluyendo a Nick en algo más grande, en algo más. Él ya ha dado a su hijo - el más preciado de los regalos. Y sin embargo, hasta este día sigue dando más. Él es un ejemplo de lo que significa ser un buen ciudadano. . ."

Recientemente, la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo se asoció con las Olimpiadas Especiales-Honduras y la Fuerza Aérea Hondureña para albergar el torneo de fútbol de Olimpiadas Especiales en la Base Aérea Soto Cano. Durante las festividades, Boccardi presentó personalmente balones de fútbol donados por "Kick for Nick," a cada equipo que compitió en el evento.

Al entregar los balones, Boccardi relató la historia del soldado Madaras a través de un intérprete. Cuando terminó de hablar, Gracia Méndez, Directora Ejecutiva de Olimpiadas Especiales-Honduras, tomó el micrófono y pidió un minuto de silencio en memoria del soldado Nick Madaras.

"Eso me conmovió", dijo Boccardi. "Fue parecido a nosotros parados en ese aeródromo en Irak de nuevo. Todos de pie, rostros inclinados, recordando a un compañero caído. Él no era alguien a quienes ellos conocían y sin embargo, les importó. Eso es exactamente lo que Bill Madaras toma en cuenta".

Méndez dijo que la historia del soldado Madaras hizo de la donación mucho más que solamente balones de fútbol.

"Hemos recibido donaciones de balones antes, pero nunca con ese tipo de significado detrás de él", dijo Méndez. "El hecho de que fueron donados por esa causa hace que esto sea tan especial. No importa que nunca conociéramos al soldado. Nos identificamos con el significado y la causa. Sabemos que esto es algo muy especial."

Después de que los balones fueron entregados, muchos atletas se reunieron alrededor de Boccardi pidiendo ver una foto del soldado Madaras que Boccardi había mostrado mientras relataba su historia.

"Hay una sensación de plenitud en eso", dijo Boccardi. "Nada puede sustituir a Nick - nada. Pero después, cuando llegan y me tiran de la camisa con ganas de ver la imagen de Nick, significa que tengo que pasar en ese linaje y esa la memoria...y me doy cuenta de que fue un acto noble".

Según el sitio web de la organización, "Kick for Nick" ha recogido más de 39,600 balones de fútbol de 47 estados para donarlos a niños desfavorecidos alrededor del mundo.