NEWS | Nov. 4, 2013

La Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo y militares hondureños realizan entrenamiento extracción vertical

By Tte. del Ejército de EE.UU. Michael Pierce 1-228vo Regimiento de Aviación

Los "Guerreros con Alas" (Winged Warriors) del 1-228vo regimiento de aviación de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo realizó un entrenamiento de descenso desde un helicóptero con el Equipo Especial en Barco 22 (SBT por sus siglas en inglés) y soldados hondureños en Puerto Castilla, en el departamento de Colón, Honduras, el pasado 30 de octubre.

Un helicóptero HH-60 Blackhawk de la Compañía C, del 1-228vo regimiento de aviación, se trasladó hasta Puerto Castilla para llevar a cabo el entrenamiento de descenso desde un helicóptero con 12 miembros del SBT 22, que están en Honduras realizando actividades de este tipo y brindando asesoramiento a sus homólogos hondureños. La jornada diaria de entrenamiento incluyó operaciones de asenso y descenso, montaje de zonas de aterrizaje y un brífin sobre las capacidades de evacuación médica del 1-228.

"La habilidad de descender desde el helicóptero es algo crítico, no sólo para nuestra tripulación de evacuación médica aérea sino también para todos aquellos que puedan encontrarse en una situación que requiera de un rescate aéreo con extracción vertical mediante un ropo", dijo el capitán del Ejército de EE.UU. Christopher Morisoli, comandante de la Compañía C y piloto de la misión. "Una extracción exitosa requiere de una coordinación detallada entre la tripulación y el personal en tierra, y no se puede enseñar en una clase de PowerPoint".

Al final del día, cada miembro del SBT 22 tuvo la oportunidad de practicar la extracción vertical. El equipo llevó a cabo una redada simulada en un edificio que resultó con la simulación de un siniestro. El personal de SBT practicó los informes de 9 líneas para la evacuación y asistió a sus homólogos hondureños para asegurar una zona de aterrizaje y prepararon la izada de la víctima simulada.

La Compañía C, 1-228vo regimiento de aviación proporciona cobertura de evacuación médica desde la Base Aérea Soto Cano las 24 horas del día durante todo el año, con un equipo capaz de estar en el aire en los siguientes 30 minutos desde la notificación. Ellos habitualmente participan en ejercicios de preparación médica, proporcionando asistencia médica en Honduras y Centroamérica.