NEWS | Nov. 13, 2013

El Equipo Quirúrgico Móvil de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo provee cuidado a traumas médicos en Honduras

By Sgto. del Ejército de EE.UU. Courtney Kreft Elemento Médico de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo

El Equipo Quirúrgico Móvil (MST, por sus siglas en inglés) llevó a cabo cuatro cirugías y asistió tres casos en el Hospital Escuela en Tegucigalpa, Honduras durante un Ejercicio de Entrenamiento para Preparación Médica (MEDRETE, por sus siglas en inglés) el pasado 4 de noviembre.

"Esta es una gran oportunidad para nuestro equipo y nos permite ver casos de emergencia en un ambiente donde los pacientes vienen en estado crítico," dijo la Cap. del ejército de EE.UU. Lynda Moser, enfermera oficial a cargo de la sala de operación. "Los casos que vimos eran únicos y situaciones de vida o muerte, lo cual nos da una valiosa experiencia si tuviésemos que ser desplegados a zonas de combate y también es una oportunidad para ver casos fuera de lo común."

El MST realizó cuatro cirugías, dos por herida de bala, de las cuales una era en el pecho, extirpación de la vesícula y ruptura del apéndice. La asistencia en los otros tres casos incluyó una obstrucción intestinal, moretones en el abdomen, y la reparación de la arteria braquial. Los ejercicios de preparación de la FTC-Bravo apoyan las habilidades médicas hondureñas y mejora la relación con la nación anfitriona.

"El MST anterior realizó varios de estos pequeños MEDRETEs en Tegucigalpa, pero tuvimos que suspenderlos hasta hace poco. Nos sentimos muy afortunados de poder continuarlos," dijo el Sgto. del ejército de EE.UU. Anthony Rojas, técnico suboficial a cargo de la sala de operación. "Estos MEDRETEs son más rápidos y nos brindan experiencia en procedimientos de emergencia."

El MST de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo realiza cirugías semanalmente en Comayagua y trabaja regularmente para apoyar los programas de asistencia humanitaria y de desastres del Comando Sur de los EE.UU. (USSOUTHCOM por sus siglas en inglés) para fortificar la cooperación cívico-militar entre los Estados Unidos y las naciones de la región. Todo esto es posible mediante la coordinación con los oficiales de las Oficinas de Cooperación en Seguridad y el Departamento de Salud de cada país centroamericano.