NEWS | Nov. 25, 2013

Ejercicio de entrenamiento de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo fortalece la alianza entre los EE.UU. y Honduras

By Cap. de Fuerza Aérea de EE.UU. Zach Anderson Oficina de Relaciones Públicas de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo

Un ejercicio de entrenamiento realizado recientemente por el Batallón de Aviación 1-228 de la Fuerza de Tarea Conjunta -Bravo, proporcionó entrenamiento e igualmente un efecto positivo en la alianza en curso entre los Estados Unidos y Honduras.

El 1-228 completó recientemente un Ejercicio de Entrenamiento Colectivo (ECT por sus siglas en inglés), durante el cual se montó un campo de operación táctico en Mocorón, una remota base militar hondureña, ubicada en el departamento de Gracias a Dios, Honduras. Si bien el objetivo principal del ejercicio era completar el ejercicio, la presencia de los EE.UU. en una zona tan remota también proporcionó una oportunidad para fortalecer la relación entre los Estados Unidos y Honduras. Al llevar a cabo el ejercicio, el 1-228 fortaleció su relación con el Quinto Batallón del Ejército en Mocorón.

"Tenemos una muy buena relación con el Quinto Batallón de Infantería, que ha sido nuestro compañero fiel durante años," dijo el mayor del Ejército de EE.UU. Kenneth Ferguson, oficial de operaciones del Batallón de Aviación 1-228. "Así que cuando venimos aquí, entramos en contacto con su cadena de mando y podemos hacer cualquier misión de apoyo siempre y cuando tengamos su aprobación."

Durante el ejercicio, el coronel del Ejército de EE.UU. Thomas Boccardi, comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo, viajó hasta el Mocorón para conocer y visitar al teniente coronel del Ejército hondureño Santos Colindres, sub-comandante del Quinto Batallón de Infantería de Honduras.

"Hemos compartido los objetivos, los cuales tienen que ver con la estabilidad de la región", dijo Boccardi. "Él está en una región, Gracias a Dios, fuertemente infestada con las organizaciones de tráfico de drogas. Así que él tiene que lidiar no sólo con la parte operativa de eso, sino que también con la parte logística de tener que cuidar de sus miembros del servicio que están trabajando".

Boccardi dijo que una gran parte de su conversación con Colindres se centró en lo que la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo puede hacer para proveer apoyo a las operaciones hondureñas en tan remota región. "Es una zona volátil", dijo Boccardi. "Está poco gobernada y posee pocos servicios, y ellos simplemente no tienen los recursos. Así que hablamos de sus necesidades y cómo podemos ayudar para mantener algunas de esas necesidades".

El teniente coronel del Ejército de EE.UU. E.J. Irvin, comandante del Batallón de Aviación 1-228, dijo que la realización del ejercicio en un área tan remota y la interacción con los miembros del servicio militar de Honduras, sirvió para incrementar la capacidad de fuerza entre los EE.UU. y Honduras para trabajar como equipo.

"No se puede poner un precio al valor de la relación con los hondureños," dijo Irvin. "Mientras estamos allá afuera, ellos nos asisten brindándonos seguridad, ayudando a cocinar nuestros alimentos, con el hospedaje, y nosotros también les asistimos. Al ellos ayudarnos y nosotros ayudarles, nos hace un equipo. Nuestra misión aquí es continuar el trabajo en equipo entre los EE.UU. y Honduras. Creo que al realizar ejercicios como este, venir aquí, y reunirnos con la comandancia, eso ayuda a fortalecer la alianza".