NEWS | Jan. 27, 2014

Exhibición boimberil edifica relación de los EE.UU. y Honduras

By Cap. de Fuerza Aérea de EE.UU. Zach Anderson Oficina de Relaciones Públicas de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo

Treinta bomberos hondureños de la localidad y bomberos voluntarios participaron en una exhibición bomberil, dirigida por los bomberos del 612 Escuadrón de Base Aérea de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo el pasado 16 de enero.

El propósito de la demostración consistía en unir a los bomberos hondureños y norteamericanos y fomentar la camaradería por medio del entrenamiento y participación de esta competencia amistosa.

"Para nosotros es importante entrenar juntos y compartir nuestro conocimiento con ellos para que puedan llevar consigo la experiencia a sus asignaciones," dijo Herberth Gaekel, Inspector del Departamento de Bomberos de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo. "Hoy estamos edificando relaciones al mismo tiempo que les enseñamos a hacer ciertas cosas. Este evento brinda un desafío y una oportunidad de edificar una relación."

La exhibición consistía de cinco eventos, que incluían cargar una manguera por seis pisos, martillar 175 libras, atravesar una carrera de obstáculos con conos, arrastrar una manguera cargada y disparar al blanco, y finalmente arrastrar por un tramo de 100 pies un maniquí de 175 libras.

"El evento salió muy bien," dijo el Sgto. Técnico de Fuerza Aérea de EE.UU. Clive Chipman, Asistente Jefe de Operaciones del Departamento de Bomberos de Soto Cano. "Fue interesante como empezaron los eventos con algo de confusión, pero cuando supieron que hacer, la competencia realmente tomó forma y ellos le echaron muchas ganas."

Si bien es cierto que la competencia era parte del evento, el verdadero enfoque era el establecer lazos de compañerismo entre los varios departamentos.

"Realmente nos enfocamos en la amistad y no tanto en la competencia," dijo Gaekel. "Los alentamos a todos a trabajar en conjunto. Al principio, todos intentaban trabajar de manera individual pero al final, todos trabajaron juntos, y todos reían y disfrutaban."
Chipman dijo que eventos como este son importantes, porque le permite a los bomberos hondureños y estadounidenses ganar conocimiento sobre los métodos que cada uno usa en casos de emergencia. Esto es realmente importante en casos de ayuda mutua, cuando ambos trabajan como un equipo.

"Ellos tienen la oportunidad de familiarizarse con nuestro equipo y nosotros vemos sus habilidades, y así, en vez de trabajar con extraños en una operación conjunta, trabajamos con gente que ya conocemos," dijo Chipman. "Eventos como este realmente nos dan la oportunidad de aprender cómo trabajar con ellos. Sus métodos son un poco diferente a los nuestros, así que queremos aprender de ellos para cuando tengamos que trabajar juntos, podamos hacerlo al unísono."

El día concluyó con una barbacoa entre los bomberos estadounidenses y sus colegas hondureños, continuando así el fortalecimiento de camaradería entre ambas naciones.
"Realmente me siento contento con cómo salió todo," dijo Chipman. "Vi cuanto se divirtieron todos y como crecimos juntos y como nos convertimos en un equipo y no un grupo de individuos."