NEWS | Jan. 28, 2014

La Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo brinda cuidado quirúrgico en Honduras

By Sgto. del Ejército de EE.UU. Courtney Kreft Elemento Médico de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo

El Equipo Quirúrgico Móvil (MST) de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo llevó a cabo cinco cirugías en el Hospital Escuela en Tegucigalpa, Honduras durante un Ejercicio de Entrenamiento para la Preparación Médica (MEDRETE), del 21-23 de enero.

"Como cirujano general, ha sido un privilegio trabajar con los cirujanos hondureños y sus cirugías de residencia," dijo el mayor del ejército de EE.UU. Kevin Flanigan, Doctor, cirujano general para la misión. "Tuvimos la oportunidad de usar productos quirúrgicos americanos que facilitan grandemente el cuidado de los pacientes hondureños, y esto me permitió mostrarle a mis colegas hondureños cómo utilizar este equipo. Para mí también fue una gran experiencia de aprendizaje, pues los cirujanos hondureños conocen muy bien su profesión."

Las cinco cirugías llevadas a cabo en el MST incluyeron tratar a un paciente con heridas de bala, tres remociones de apéndice, de las cuales una tenía obstrucción en los intestinos, y el otro absceso, y la reparación de una hernia. Los entrenamientos para preparación de la FTC-Bravo ayuda a mantener las capacidades médicas hondureñas y al mismo tiempo, fortalece la relación de Honduras y los Estados Unidos.

"Las misiones han sido muy provechosas. La gente de Honduras es muy agradecida del cuidado y los procedimientos que les brindamos, y me hace sentirme orgulloso de formar parte del Elemento Médico (MEDEL) de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo, y del EQM," dijo el mayor del ejército de EE.UU. Charles Cooper, el enfermero anestesista para la misión.

El MST de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo realiza cirugías semanalmente en Comayagua y trabaja regularmente para apoyar los programas de asistencia humanitaria y de desastres del Comando Sur de los EE.UU. (USSOUTHCOM por sus siglas en inglés) para fortificar la cooperación cívico-militar entre los Estados Unidos y las naciones de la región. Todo esto es posible mediante la coordinación con los oficiales de las Oficinas de Cooperación en Seguridad y el Departamento de Salud de cada país centroamericano.