NEWS | Feb. 4, 2014

La Oficina del Capellán de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo ayuda a miembros del servicio a "Encontrar la Fortaleza para los Matrimonios Militares"

By Cap. de Fuerza Aérea de EE.UU. Zach Anderson Oficina de Relaciones Públicas de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo

Veintiséis miembros de Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo asistieron a un retiro de matrimonial en el Campo de Golf de Comayagua en Comayagua, Honduras el pasado 30 de enero de 2014. El retiro fue organizado por la capilla de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo, con un enfoque en ayudar a los miembros del servicio a superar el aumento de estrés que la vida militar pone sobre su matrimonio.

El Capitán de Fuerza Aérea de EE.UU. Jeff McMillen, Capellán del Comando de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo, dijo que el retiro fue una oportunidad única para que los miembros aprendan y discutan formas de mejorar sus matrimonios, mientras servían en el extranjero.

"El matrimonio bajo las mejores circunstancias, es difícil", dijo McMillen. "Si pones a cualquier matrimonio bajo las presiones de la vida militar y los desafíos normales se magnifican. Largos tramos de tiempo separados, tentaciones para la infidelidad y muchos otros temas hacen que sea difícil mantener fuerte el amor de uno por el otro. Como miembros de las fuerzas armadas, debemos trabajar más duro que las parejas promedio. Proveer oportunidades de alta calidad y educación es algo competente del Cuerpo de Capellanes y de las fuerzas armadas en conjunto. Eso es precisamente lo que hemos tratado de hacer."

El tema del retiro fue "Encontrar la Fuerza para los Matrimonios Militares", con debates sobre temas de comunicación, dificultades matrimoniales, y la reintegración. Más que una conferencia "estilo salón de clases", las discusiones abiertas fueron facilitadas por ocho aviadores y soldados de diferentes rangos y antecedentes, lo que alentó a preguntas abiertas y la comunicación continua entre los participantes. Los que asistieron a dicho retiro proporcionaron información valiosa sobre lo que hace que un matrimonio funcione y lo que lo mantiene fuerte a pesar de los rigores de la vida militar.

"Estar lejos de su cónyuge por un período prolongado de tiempo es siempre difícil, pero ser capaz de compartir con otros que están en las mismas o similares circunstancias como a ti mismo, es beneficioso", dijo el teniente coronel de la Fuerza Aérea de EE.UU. David Enfield, director de comunicaciones de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo. "Si se nutre adecuadamente, las relaciones matrimoniales pueden crecer y hacerse más fuertes durante los despliegues y eventos como este retiro nos proporciona el conocimiento y las herramientas adicionales que necesitamos para que esto suceda."

Enfield, dijo que incluso después de sus casi 27 años de matrimonio, él aún aprende de la sabiduría y la experiencia de los demás, y el retiro le brindó la oportunidad de compartir y aprender.

"La información compartida por los participantes ayudó a identificar varios problemas que las parejas tienen que identificar y poder superarlo juntos", dijo Enfield. "No debemos esperar soluciones exactas o paso a paso como resultado del retiro, si no que debemos entender mejor que problemas hay y tener las herramientas para comunicarlos efectivamente y resolver esos problemas juntos".

McMillen dijo que sintió el retiro fue un gran éxito y que cada participante se fue con una mejor perspectiva de cómo hacer funcionar un matrimonio militar, incluido él mismo.

"Me sentí alentado personalmente de saber de aquellos que han hecho que el matrimonio funcione a través de décadas de servicio militar y repetidos despliegues", dijo McMillen. "Lo que me queda es la confianza de que se puede lograr! Ojalá cada miembro del servicio en Soto Cano pudiera haber venido."