NEWS | Feb. 18, 2014

Miembros de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo completan curso de formación en asuntos mortuorios

By Cap. de Fuerza Aérea de EE.UU. Zach Anderson Oficina de Relaciones Públicas de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo

Veinte miembros del servicio asignados a la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo completaron un curso de formación de asuntos mortuorios aquí, del 4-6 de febrero. La clase fue impartida por Eric Herr, Oficial de Asuntos Mortuorios del Ejército de EE.UU. Sur, con el fin de asegurar que los miembros designados por a la Fuerza de Tarea están debidamente formados en dicho tema.

El curso de tres días, fue coordinado por la Dirección de J4 (Logística) de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo, se centró en la preparación de los oficiales en asuntos mortuorios designados para cada comando de apoyo en caso de un siniestro.

"El inicio de la clase se centra en la historia de los asuntos mortuorios y por qué es tan importante", dijo Herr. "Tengo entendido que los EE.UU. es el único país que va a ciertos extremos con el fin de recuperar a sus miembros del servicio caídos. Les explico la importancia de lo que van a hacer, la importancia de hacer las cosas bien, y la importancia de conseguir los restos de para que los familiares de este puedan tener un cierre."

Según la capitana del Ejército de EE.UU. Aimee Gregory, médico del Elemento Médico de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo, se requiere que los comandos tengan un equipo de cinco personas para la búsqueda y recuperación entrenado y listo para recuperar los restos humanos y objetos personales.

"El compromiso de no dejar atrás a ningún miembro del servicio es fundamental para nuestros valores nacionales y militares; y los mandatos de política del Departamento de Defensa, dictan que aquellos que toman el máximo sacrificio sean recuperados y regresados a su familia y seres queridos con prontitud y con dignidad, reverencia y respeto", dijo Gregory.

La formación impartida durante el curso asegura el manejo adecuado, el cuidado, la recuperación de los restos y pertenencias personales.

"Los miembros del equipo necesitan una formación específica y única, que incorpora el conocimiento científico, estratégico, táctico y administrativo ", dijo Gregory.

Herr dijo que, junto con los conocimientos técnicos , el curso también capacitó a los miembros sobre cómo lidiar con la carga emocional de un esfuerzo de búsqueda y recuperación.

"Les enseño sobre el estrés y la tensión, y cómo hacer frente a las emociones cuando se trata con el fallecido", dijo Herr. "Hablamos de cómo entender el estrés de una situación en la que se requiere que un miembro del servicio salga a recoger los restos (mortales)."

Herr dijo que cree que los que toman el curso no sólo obtienen el conjunto de habilidades de la formación, sino también un mayor aprecio por los esfuerzos de los militares de EE.UU. para asegurar que cada miembro del servicio militar caído vuelve a casa.
"Ellos ven y entienden que si algo llegara a sucederle a ellos, los EE.UU. va a hacer todo lo posible para asegurarse de que vuelvan a casa", dijo Herr.