NEWS | April 28, 2014

El Elemento Médico de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo brinda atención médica a casi 1,000 aldeanos en Honduras

By Sgto. del Ejército de EE.UU. Courtney Kreft Elemento Médico de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo

El Elemento Médico (MEDEL por sus siglas en inglés) de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo, con el apoyo de las Fuerzas de Seguridad Conjunta (JSF por sus siglas en inglés) de la JTF-Bravo, se asoció con el Ministerio de Salud de Honduras, la Policía Nacional de Honduras , y las fuerzas armadas de Honduras para proporcionar atención médica a aproximadamente 1,000 personas durante dos días en El Naranjo, una remota aldea en el departamento de La Paz, Honduras durante un Ejercicio de Entrenamiento para Preparación Médica (MEDRETE por sus siglas en inglés), del 24 al 25 de abril.

"La comunicación entre las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos y el Ministerio de Salud [hondureño], la Policía Nacional de Honduras, los militares hondureños, la ciudad de La Paz, y el pueblo de El Naranjo fue excepcional y logró que este MEDRETE fuera extremadamente tranquilo y ayudó a todos a trabajar al unísono ", dijo el sargento administrativo del Ejército de EE.UU. Joe Mayo, el suboficial a cargo de esta brigada médica. "La ciudad de La Paz también apoyó el ejercicio al proporcionar tiendas de campaña, mesas y sillas, que brindaron comodidad al equipo del MEDRETE y los pacientes, lo cual ayudó al éxito de esta misión. Esto fue una validación de la ardua labor que el Elemento Médico había estado llevando a cabo los últimos dos meses desde que llegamos al país; específicamente en la formación de convoyes, una tarea esencial para el éxito de este ejercicio".

El equipo de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo, el Ministerio hondureño de Salud, y los militares hondureños trabajaron juntos para proporcionar medicina preventiva a sus pacientes; incluyendo clases de higiene, lavado de manos, cuidado dental preventivo, y nutrición. También proporcionaron vacunas para bebés, atención dental, examen de bienestar a las mujeres, chequeos de rutina, medicamentos y procedimientos médicos menores.

Cuando el equipo de MEDRETE llegó el jueves, fueron recibidos por dos filas de niños que vitoreaban y les estrechaban la mano a la entrada de la escuela.

"Este pueblo fue elegido personalmente por la alcaldesa de La Paz, la señora Gilma Torres, y el Ministerio de Salud", dijo la capitán del Ejército de EE.UU. Taniqueka Harvey, la oficial a cargo de esta misión. "Cuando la escuela preguntó si podían hacer algo para nosotros como muestra de agradecimiento por llevarles una brigada médica, nunca me imagine cuanto esfuerzo pondrían en ellos. Realmente me calentó el corazón ver que todos los niños se alinearon a la espera de saludarnos, me sentí muy bienvenida y recibida por el pueblo de El Naranjo. En cuanto a la clausura, realmente podía sentir lo mucho que significó para ellos que hayamos seleccionado su aldea. Nunca me imaginé que iban a montar un espectáculo de tal magnitud para nosotros."

Los niños de El Naranjo recibieron balones de fútbol y camisetas donadas por la fundación "Kick for Nick" de parte de los miembros del servicio de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo. "Kick for Nick" fue fundada en honor a la memoria del soldado del Ejército de EE.UU. Nick Madaras, quien murió mientras servía en Irak en 2006. La misión de la fundación es fomentar la buena voluntad y la paz a través del deporte del fútbol mediante la recopilación de balones de fútbol y su entrega en manos de niños de escasos recursos alrededor del mundo.

La ceremonia de clausura, que fue organizada por la escuela 'Nueva Generación' en El Naranjo, inició con una tradicional oración de gracias, varias actuaciones que incluyeron unas danzas tradicionales hondureñas, y varios discursos de agradecimiento por miembros de la comunidad; mismos que también presentaron al Elemento Médico de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo, el Ministerio de Salud, las Fuerzas Armadas de Honduras, y la Policía Nacional de Honduras con una fotografía y una bolsa decorada con café de la región como muestra de su gratitud por el trabajo que realizaron durante esos dos días.

"La brigada médica fue una experiencia conmovedora y fue increíble poder ayudar a quienes más lo necesitan y ver la gratitud que sentían por la atención médica que le proporcionamos", dijo el sargento primera clase del Ejército de EE.UU. Noah Cunningham, uno de los técnicos de odontología de MEDEL. "Me siento honrado de ser parte de una nación que tiene la capacidad de enviar soldados para ayudar en una comunidad como El Naranjo y es un gran entrenamiento para nosotros que tiene un impacto positivo."

MEDEL está conformado por 61 miembros del Ejército de EE.UU. y durante el último año han podido brindar atención médica a más de 8,000 hondureños en remotas aldeas de todo Honduras como la Cuesta de la Virgen, Barra Patuca, Usibila, Raya, Las Liconas, El Ciruelo, Plan de Leones, Auka y Tipimuna. MEDEL también provee cuidado médico preventivo, chequeos de bienestar, cuidado médico, cuidado dental preventivo, atención quirúrgica, y terapia física en Comayagua mediante asociaciones locales y MEDRETEs llevados a cabo semanalmente.