NEWS | July 21, 2014

Miembros de la FTC-Bravo brindan primeros auxilios a menor accidentado

By Cap. de Guardia Aérea Nacional de EE.UU. Steven Stubbs Oficina de Relaciones Públicas de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo

Dos miembros de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo brindaron primeros auxilios para salvar la vida a un niño hondureño herido al ser embestido por un vehículo que transitaba por la zona residencial Arturo Quezada de Tegucigalpa, Honduras, 9 de julio de 2014.

El capitán de la Fuerza Aérea de EE.UU. Daniel Gruben y el sargento administrativo Zachary Yoakam regresaban a la Base Aérea Soto Cano tras un día de reuniones en Tegucigalpa cuando vieron una camioneta chocar contra el niño, José, a velocidad de autopista. El impacto arrojó a José al aire y luego rodó sobre el pavimento.

"Después de ver un impacto como ese, sabíamos que iba a necesitar toda la ayuda posible", dijo Gruben. "El sargento Yoakam está altamente capacitado, y quería asegurarse que el joven recibiera el mejor cuidado posible."

Una vez que aparcaron su vehículo para impedir el tráfico a través de la zona, Yoakam y Gruben fueron a evaluar la situación. Cuando se acercaron al niño herido, ya una multitud de curiosos se había congregado e intentaban mover a José de la calle. Yoakam sabía que esto podía dañarlo aún más y se hizo cargo de brindarle atención médica.

"Los vi tirando de los brazos del niño y tratando de moverle la cabeza, eso da lugar a daño permanentemente en su médula espinal", dijo Yoakam. "Aseguré el cuello y los hombros de José antes de moverlo cuidadosamente."

José había sufrido un traumatismo óseo profundo a la mitad de su rostro, así como una gran protuberancia en la frente. Yoakam mantuvo la cabeza de José elevada y continuó manteniéndola en una posición segura hasta que la ayuda llegó. Cuando José volvió en sí, Yoakam lo mantuvo en calma, recopiló sus signos vitales, evaluó si estaba en estado de shock, y le realizó un examen básico en busca de fracturas y hemorragias internas.

"Al principio estaba un poco en shock y estaba confundido y no respondía a las preguntas", dijo Yoakam. "Sin embargo, después de un momento, José comenzó a responder los comandos de voz, reaccionaba ante el dolor y comenzó a entender lo que estaba pasando."

Mientras Yoakam tendía al paciente, Gruben contactó a las autoridades locales solicitando una ambulancia y la policía para ayudar en la escena y llamó al Centro de Operaciones Conjuntas en la Base Aérea Soto Cano para mantenerlos al tanto de la situación. Una vez que la ayuda estaba en camino, Gruben trabajó con algunas personas que estaban allí para mantener a la multitud bajo control, buscó en el área objetos que podrían ayudar a José sobrevivir y dirigió el tráfico.

El equipo médico de emergencia llegó al lugar 20 minutos después de su requerimiento y se transportó a José hasta un hospital local 10 minutos más tarde.

Aunque hubo barreras lingüísticas y culturales entre ellos y la multitud hondureña, dijo Gruben todos trabajaron juntos para salvar la vida de José.

"Fue muy bueno ver a tantas personas trabajar juntas para ayudar a José," añadió Gruben. "Dos de los señores de la multitud colocaron una toalla sobre él para bloquear el sol, otros ayudaron a dirigir el tráfico, y todos expresaron su preocupación por lo sucedido. No importaba si éramos hondureños o americanos - todos queríamos que estuviera bien. "

El coronel del Ejército de EE.UU. Kirk Dorr, comandante de Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo, explicó que Gruben y Yoakam retratan perfectamente la imagen de quienes comprenden la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo.

"Los miembros del servicio de la FTC-Bravo han sido descritos como gente noble que realizan acciones nobles. Las acciones del capitán Gruben y el sargento Yoakam ejemplificar esta descripción," expresó Dorr. "Estamos en contacto con la gente de esta región en muchos sentidos, y nos hace sentir orgullosos ver la compasión y la atención que estos líderes han demostrado mientras se entran en acción inmediatamente para asistir a este joven muchacho gravemente herido".

Hasta este momento, no se han recibido noticias de José.