NEWS | July 24, 2014

El Elemento Médico de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo brinda atención médica a más de 650 hondureños

By Cap. de Guardia Aérea Nacional de EE.UU. Steven Stubbs Oficina de Relaciones Públicas de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo

El Elemento Médico (MEDEL) de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo, con apoyo del 1-228o Regimiento de la Aviación, las Fuerzas de Seguridad Conjunta (JSF) de la FTC-Bravo y el Batallón Fuerzas del Ejército (ARFOR), trabajaron con el Ministerio de Salud de Honduras y las Fuerzas Armadas de Honduras para brindar atención médica a más de 650 personas en la remota aldea de Barra Patuca en el departamento de Gracias a Dios, Honduras, durante un Ejercicio de Entrenamiento de Preparación Médica (MEDRETE), el 17 de julio 2014.

La Fuerza de Tarea Conjunta Bravo realiza MEDRETEs para mejorar las relaciones entre las naciones aliadas a través de la formación médica con las fuerzas militares regionales y organizaciones civiles locales, mientras apoyan los esfuerzos del Ministerio de Salud de Honduras de brindar atención médica a la población sin acceso a estos servicios básicos.

Barra Patuca se encuentra en la costa noreste del Caribe de Honduras, donde andar por barco o helicóptero es el único medio de transporte. El 1-228o Regimiento de la Aviación proporcionó el transporte de suministros, equipos y personal hacia y desde el área que se puede comparar a los Everglades, una región pantanosa, del estado de Florida, EE.UU. Cuando los helicópteros aterrizaron, una multitud de personas saludó al grupo y enseguida comenzó a ayudar a descargar los suministros.

"Fue una abrumadora sensación de alegría el ver toda la gente que vino a recibirnos y ayudarnos tan pronto como los Black Hawks aterrizaron", dijo la capitán del Ejército de EE.UU. Erin Velázquez, oficial a cargo de la brigada médica. "Todo el mundo salió a saludarnos y ayudar a llevar nuestro equipo a la escuela donde estaba ubicada la brigada médica. Realmente fue un esfuerzo de equipo."

El equipo de la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo, el Ministerio de Salud de Honduras, y los militares hondureños trabajaron juntos para brindar medicina preventiva a los pobladores, que incluyeron clases de higiene, cuidado dental preventivo, y nutrición. También vacunaron a bebés, brindaron cuidado dental, chequeos de bienestar, medicamentos y procedimientos médicos menores.

"Creo que contar con los ciudadanos y militares hondureños trabajando con nosotros le mostró a la comunidad de Barra Patuca que el gobierno se preocupa y quiere ayudarlos", afirmó el infante de marina de la Naval de EE.UU. Alex Iteen, un estudiante de medicina de segundo año en la Facultad de Ciencias de la Salud en la Universidad de Uniformed Services. "Fue fantástico trabajar hombro a hombro con los hondureños. El teniente con quien trabajé estaba realmente entusiasmado por ser mi intérprete y poder ayudar de cualquier forma posible."

"Es una buena sensación saber que estamos ayudando a los pacientes con sus problemas dentales y estamos aliviando su dolor y malestar", agregó el especialista del Ejército de EE.UU. Brandon Tigges, un técnico de la clínica dental MEDEL.

Antes de ser desplegado a Honduras, Velázquez trabajó en una escuela primaria y obtuvo algunos libros que pudo dar a los niños en las brigadas médicas. Los niños esperaban con ansiedad para recibir su libro y de inmediato comenzaron a mirarlos.

"Antes de venir a Honduras, un compañero de trabajo estaba limpiando algunas cosas que iba a descartar y me preguntó si los libros me serían útiles y le dije:"¡Por supuesto!" Así que los traje conmigo a Honduras. Todos son libros nuevos en español para niños en edad de preescolar hasta el primer grado. Yo no podía rechazarlos".

Al final del día, Velázquez describió cómo se siente el ser capaz de impactar la vida de cientos de personas a través de estas misiones de brigada médica.

"Es una gran sensación saber que tu equipo ha realizado algo cuyo impacto que podría durar toda la vida. Ya sea a través de un recuerdo o la asociación que se crea con la gente, el pueblo, y las entidades del gobierno cada vez que vamos en una misión. Es realmente increíble".

MEDEL está conformado por 64 miembros del Ejército de EE.UU. y durante el último año han podido brindar atención médica a más de 9,000 hondureños en remotas aldeas de todo Honduras como la Cuesta de la Virgen, Barra Patuca, Usibila, Raya, Las Liconas, El Ciruelo, Plan de Leones, Auka y Tipimuna. MEDEL también provee cuidado médico preventivo, chequeos de bienestar, cuidado médico, cuidado dental preventivo, atención quirúrgica, y terapia física en Comayagua mediante asociaciones locales y MEDRETEs llevados a cabo semanalmente.