NEWS | Nov. 19, 2014

Los líderes del Comando Sur de EE.UU. se reunen con líderes militares hondureños

By Sgto. Téc. Heather Redman Oficina de Relaciones Públicas de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo

Los líderes del Comando Sur de los Estados Unidos se reunieron con líderes militares hondureños para evaluar las actividades de cooperación en seguridad en el departamento de Gracias a Dios, Honduras, el 5 de Nov. de 2014.

El teniente general del Ejército de EE.UU. Ken Tovo, sub-comandante militar y el general de brigada de la Fuerza Aérea de EE.UU. José Monteagudo, sub-director de operaciones, fueron recibidos por el Cnel. del Ejército de Honduras, José Ángel Juárez Meléndez, comandante del Quinto Batallón de Infantería en Mocorón, departamento de Gracias a Dios. Durante la visita, los líderes recibieron sesiones informativas y tuvieron la oportunidad de discutir temas claves para los militares hondureños, incluyendo inquietudes referentes a la región de Gracias a Dios.

El departamento de Gracias a Dios está en la zona este del país en una región remota que es esencial para el combate contra el narcotráfico en Centro América. Como el activo del Departamento de Defensa [de EE.UU.] con mayor presencia en las regiones del Comando Sur, el 1-228 Regimiento de Aviación de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo hace posible la rotación de tropas, brindando así presencia gubernamental en apoyo a las operaciones contra las organizaciones trasnacionales de crimen organizado; además de fomentar la estabilidad y seguridad en la región.

Acto seguido el Gen. Tovo y el Gen. de Brigada Monteagudo salieron hasta Puerto Lempira donde fueron recibidos por el comandante de la Fuerza de Tarea Paz García, Cnel. Regalado. Los líderes discutieron varios temas que afectan la región de Puerto Lempira y sus alrededores y cómo los Estados Unidos y Honduras pueden trabajar juntos para superar estos desafíos.

Luego de la sesión informativa, visitaron el Hospital Puerto Lempira, donde recibieron un recorrido por las diferentes instalaciones médicas, incluyendo la sala de cámara hiperbática, una donación recibida del Comando Sur en 2008. La industria de la langosta es una de las principales fuentes de trabajo en Puerto Lempira y muchos de los pescadores que se sumergen en busca de este producto marino sufren de descompresión (DCS por sus siglas en inglés). El exponerse a DCS conlleva muchos síntomas, la parálisis entre ellos, pero si se trata desde un inicio en una cámara hiperbática, hay una gran probabilidad de una exitosa recuperación. La donación fue ayuda importante para la región de Puerto Lempira