NEWS | May 13, 2015

La Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo une esfuerzos con Honduras para tratar a 1,200 pacientes en Gracias a Dios

By Joint Task Force - Bravo Public Affairs

Parados bajo la sombra de palmeras, rodeando un cerco hecho de palos y alambre, esperaron pacientemente su ingreso a una clínica improvisada por la rara oportunidad de tener atención medica.

Su alternativa más cercana? Un viaje de ocho horas rio arriba o un viaje de un día por la costa del océano. 

Ellos fueron los pobladores de la aldea de Barra Patuca, quienes buscaban atención durante un ejercicio medico patrocinado por la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo, en conjunto con el Ministerio de Salud y Defensa de Honduras en la región remota de Gracias a Dios, ubicada al noreste de Honduras del 22 al 25 de Abril del 2015.

Un total de 35 miembros de la FTC-B y médicos Hondureños participaron en el Ejercicio de Preparación Médica, conocido como MEDRETE por sus siglas en ingles, proveyendo de cuidado médico gratuito a 1,200 personas en el transcurso de dos días.

Aproximadamente, se llevan a cabo más de 20 MEDRETES al año, a cargo de la FTC-B quienes conducen esta operación, en conjunto con sus contrapartes Hondureñas y Centro Americanas, con el fin de mejorar la relación con su nación anfitriona, probar la habilidad de proveer cuidado médico durante los desastres naturales o misiones humanitarias, y apoyar los esfuerzos del Ministerio de Salud para tratar al país.

"Siempre es una experiencia de humildad conducir estas misiones," dijo el  Teniente Perry Morgan, miembro del Elemento Médico de la FTC-B (MEDEL), y oficial a cargo de este MEDRETE. "Nuestro equipo trabajó exitosamente, lado a lado con el Ministerio de Salud local, ampliando nuestra relación con la nación y las estructuras de apoyo local" dijo Morgan.

Basados desde Mocoron, el grupo multi-nacional se levantaba a las 5 a.m. para cargar el equipo necesario para el día antes de volar hasta la aldea de Barra Patuca, donde le brindarían cuidado médico a sus habitantes. Los servicios incluyeron medicina preventiva, dental, primeros auxilios y servicios de farmacia.
Una joven paciente de la aldea dijo que llego a la clínica del MEDRETE para que su hijo pudiese ser atendido. "Aprecio mucho que hayan venido" dijo, asegurando que recibió todo el tratamiento necesario.

Reflexionando sobre su experiencia en el MEDRETE, el Capitán del Ejército de EEUU, Michael Pratt, oficial de MEDEL encargado de medicina preventiva dijo:
"Me siento realmente honrado de servir a los ciudadanos Hondureños".

El equipo de MEDEL está compuesto por 63 miembros del Ejército quienes vienen desde Arkansas y Texas, al igual que de otras aéreas de los Estados Unidos. En los pasados 12 meses, MEDEL ha brindado atención médica a más de 9,000 personas en la región.

"Personalmente, disfruto de estas misiones y eventos, ya que soy un enfermero certificado y tengo un verdadero llamado por ayudar a los demás", dijo Morgan. "Estoy agradecido por la oportunidad que me ha dado el Ejercito de ayudar a los demás y espero poder continuar siendo parte de estos ejercicios en el futuro."