NEWS | Oct. 2, 2015

La FTC-Bravo se asocia con Panamá para llevar atención médica a aldeas remotas

By Maria J. Pinel Oficina de Relaciones Públicas/ Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo

Un equipo de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo se unió al Ministerio de Salud de Panamá, junto con miembros de la Embajada de los EE.UU. en Panamá, del 22 al 25 de septiembre del 2015, para un ejercicio de entrenamiento de respuesta medica que brindo atención gratuita a los más necesitados en las comunidades de Quebrada Negra y Coronte, Panamá.

Ubicadas en las montañas de Ngobe Bugle, una comarca formada de indígenas con recursos limitados y sin acceso a carreteras, obtener las necesidades de atención básicas es casi imposible para las personas de esta región.

"La gente camina hasta dos horas para llegar aquí; algunos hasta tienen que tomar botes," dijo la Dra. Liliana Santa María Vásquez, directora regional del Ministerio de Salud para Ngobe Bugle. "El apoyo que hemos recibido del Comando Sur de los EE.UU. ha sido formidable. Estas son áreas muy remotas, expuestas a una pobreza extrema donde es muy difícil que nosotros como ministerio de salud podamos llegar si no es en helicópteros," dijo.

Los ejercicios como este ayudan a mejorar la habilidad de respuesta, albergan las buenas relaciones y la capacidad entre naciones, al mismo tiempo que validan las capacidades expedicionarias de la FTC-Bravo.

"Hemos trabajado muy duro, no solo aquí en Panamá, sino en toda Centro América, para desarrollar la habilidad de trabajar en conjunto entre países. De llevar servicios públicos y sociales a las partes más aisladas de los países," dijo Kevin O'Reilly, Encargado de Asuntos para la Embajada de los EE.UU. en Panamá. "Hay personas que vienen de todas las comunidades alrededor de esta comarca, y esto demuestra la gran necesidad que existe de estos servicios, y están siendo brindados por su gobierno con la asistencia que nosotros les podemos dar. Estamos salvando vidas el día de hoy- eso es algo muy impresionante y que nos hace sentir muy humildes," dijo O'Reilly.

Un incidente en particular, puso a prueba esas capacidades de trabajo en conjunto, cuando Víctor Luis Pineda, un bebe de 30 días fue llevado por su madre al sitio con un caso grave de desnutrición, deshidratación y candidiasis oral, lo cual no le permitía amamantar, y tuvo que ser transportado en helicóptero a la pista de aterrizaje de Rambala, junto con su madre y un representante del Ministerio de Salud de Panamá, para poder recibir tratamiento y salvar su vida.

"Le pedí a los oficiales del Ministerio de salud y de la Embajada que hicieran los arreglos por medio de los canales panameños para el apoyo del viaje. Hicieron las coordinaciones iniciales y les dijeron que tardarían de tres a cinco días antes de que pudiesen transportarlo hacia un hospital," dijo el Mayor Renato Angeles,  oficial táctico a cargo, "pero al bebe no le quedaban cinco días - tenia talvez 24 horas."     

Gracias a la asistencia que se le brindo, el bebe esta actualmente recuperándose y será transportado luego hacia el distrito de Kankintu, donde el Ministerio de salud tiene un centro de nutrición y recibirá tratamiento por su desnutrición hasta una recuperación total.

A pesar de un clima complicado en la selva, el equipo completo continuo hacienda todo lo posible y más para asegurar la mejor atención para sus pacientes durante y después del ejercicio.

Mientras estaban en Quebrada Negra, una niña fue llevada con una quemadura de segundo grado en la parte inferior trasera de su pierna izquierda. Y aun cuando el dolor debió ser muy agudo, ella logro mantener la calma y una actitud positiva al ser examinada y curada. Debido a que la quemadura en la piel era tan severa, los médicos de la FTC-Bravo consideraron mejor hacer una evaluación conjunta, y contactaron al Centro de Quemaduras Pediátrico de Colorado, para así determinar el mejor tratamiento y procedimientos a seguir; incluso pudieron concretar sobre cómo tratarla a futuro para que sanara de la mejor manera y prevenir complicaciones e infecciones. 

Pero los esfuerzos de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo no terminaban allí. El Ministerio de Salud también solicito apoyo con el transporte de materiales y equipo necesario para la construcción de letrinas y sitios de dispensación de agua que ayudaran a las condiciones sanitarias para la gente de Ngobe Bugle, incluyendo 1,050 libras de cereal nutricional. 

Para un ejercicio como este se requiere de planificación y coordinación anticipada, al igual que mucho trabajo en equipo para asegurarse que todas las necesidades sean cubiertas.

"El trabajo en equipo ha sido muy bien ejecutado. Tuvimos muchas reuniones previas y ahora después de concluir cada día, nos reunimos y discutimos maneras en que podemos mejorar," dijo la Dra. Vásquez.  "han pasado diez años desde que ha habido una gira de salud en la región, y ahora gracias a la FTC- Bravo lo hemos logrado."

El Cnel. Robert Harman, Comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo, visito la localidad para ver de primera mano cómo estaban siendo tocando las vidas de las personas que habitan esas comunidades.

"No tengo palabras. Si pudieran ver lo que yo veo, con nuestra gente siendo proactiva y operando entre ellos mismos; nuestra gente cuidando a otra gente en un lugar tan aislado que probablemente no ha sido visitado por otros en mucho tiempo - esto es muy significativo. Todo se trata de trabajar en conjunto. Al final se trata de construir relaciones... esto es para lo que estamos," dijo.

En total, 2,300 pacientes recibieron atención gracias al apoyo y el esfuerzo de naciones compañeras uniéndose para trabajar en equipo.