NEWS | Nov. 5, 2015

Fuerzas de Seguridad de Belice y el Ejército de los EE.UU. Realizan Operación Antidrogas

By Westin Warburton, Aerotécnico Jefe Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo, Oficina de Relaciones Publicas

Las Fuerzas de Seguridad de Belice y la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo se unieron durante la operación CARACOL, una misión para la erradicación de marihuana, dirigida por las fuerzas de inteligencia de Belice, del 26 al 30 de octubre del 2015, en varios sectores de la nación Centroamericana.

El propósito de la operación fue, partiendo de la relación antidrogas que existe entre los EE.UU. y Belice, poner a las fuerzas de seguridad de Belice en el asiento delantero en cuanto a establecer las áreas donde potencialmente podrían existir campos de marihuana, determinando el impacto que estos tendrían en el trafico de drogas de la región, y luego eliminar aquellos lugares identificados como amenazas.

"Estaba muy impresionado al ver a las distintas unidades juntas, tanto en un nivel táctico como operacional, para llevar a cabo una misión tan difícil," dijo Douglas Hoyt, Mayor del Ejército de los EE.UU. y oficial de planificación de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo.  "Las Fuerzas de Defensa de Belice, el Equipo de Interdicción Móvil, la Unidad Anti-Narcóticos, Guarda Costas de Belice, Policía, y el 1-228 Regimiento de Aviación, todos unieron sus conocimientos para formar un equipo fuerte, comandado y controlado bajo el Centro Conjunto de Inteligencia y Operaciones de Belice en el Cuartel Price."

Una vez que los Chinooks CH-47 y los Blackhawks UH-60 se reunieron con el equipo de erradicación de Belice, los participantes recibieron un entrenamiento sobre como subir y bajar apropiadamente de un Chinook utilizando escaleras. Después de que los equipos dominaran las escaleras, se movilizaron a la fase de erradicación, aplicando el entrenamiento recién recibido.

El Mayor del Ejército de los EE.UU., Richard Hull, oficial de operaciones y entrenamiento del 1-228 Regimiento de Aviación, enfatizó que la relación, no solo con las Fuerzas de Defensa de Belice, pero también con el Ala Aérea de Belice, Guarda Costas, Policía y la Embajada de los EE.UU. en Belice, contribuyeron al éxito de esta operación.

"Si existe alguna operación a futuro, como ser de ayuda humanitaria o en caso de desastres naturales, ya tenemos una relación existente y estaremos mejor preparados y capacitados para apoyar, no solo a Belice, pero a toda Centro América," dijo Hull.

Durante el curso de la misión, las fuerzas de seguridad destruyeron más de 50,000 plantas de marihuana con el apoyo de los Chinooks CH-47 del Ejército de los EE.UU., asignados al Regimiento de Aviación. Los Chinooks transportaron a las fuerzas de Belice a campos de marihuana previamente identificados y luego los extrajeron una vez que los campos fueron destruidos.

"Esta fuerza combinada planeó y ejecuto efectivamente operaciones de inteligencia, que significativamente redujeron el numero de drogas que se producen de manera ilegal en las áreas remotas de Belice," dijo Hoyt. "Es un excelente ejemplo de cómo debe funcionar la cooperación en seguridad."

Las operaciones multinacionales frecuentemente presentan varios retos, donde el éxito de la misión depende de que aquellos involucrados logren superarlos previo a la ejecución.

"Siempre habrán retos, y siempre habrán problemas. El factor más importante en el que debemos enfocarnos es en la planificación ", dijo Hull. "Es importante que estemos trabajando juntos, en equipo, y que tengamos un fin común en mente."

El UH-60 fue útil durante la operación, como medida de precaución, en caso de ser necesaria una evacuación médica de emergencia, mientras que dos CH-47s transportaron a los miembros de las Fuerzas de Seguridad de Belice a los campos para la erradicación.

Hull agrego que la planeación para esta misión comenzó con meses de anticipación, con agencias de inteligencia de ambas partes contribuyendo con información  que lograría el éxito para ambos equipos.