NEWS | Feb. 3, 2016

Gracias a Dios recibe atención médica de Honduras y EE.UU.

By Maria Pinel Joint Task Force-Bravo, Public Affairs Office

El Ejército de Honduras, representantes de la secretaria de Salud y voluntarios de las facultades de medicina Hondureñas, participaron en un Ejercicio de Entrenamiento de Respuesta Medica, o MEDRETE, con apoyo de soldados del Elemento Medico de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo, en la aldea de Nueva Jerusalén, en el departamento de Gracias a Dios, Honduras, el 28 de enero del 2016, brindandole a la población local de esta región remota  atención medica gratuita.

Los MEDRETEs son parte del compromiso que tiene el Comando Sur de los EE.UU. a promover el apoyo entre las naciones de la región de Centroamericana, y también brindan a los soldados una oportunidad de integrarse con los médicos de la comunidad local, haciendo de este ejercicio una operación valiosa de colaboración entre la nación anfitriona y los EE.UU.

"Honduras ha sido un país aliado de los EE.UU. y estos ejercicios fomentan más la amista entre ambos países, y sobre todo está el bienestar de las personas que viven en las comunidades de difícil acceso, asi como es el caso en Gracias a Dios," dijo el  Sgto. Luis Alonso Alemán, Sargento Mayor de Sanidad con el 6to Batallón de Infantería del Ejército de Honduras, y oficial a cargo de medicina preventiva. "Esto es un beneficio muy grande ya que no tienen acceso a la atención medica en la comunidad."

Alemán brindo una clase de salud a la población local que visito el sitio donde se llevo a cabo el MEDRETE, enseñándoles sobre la higiene personal y sobre la sanidad, lo que incluyo consejos sobre cómo purificar el agua para poderla tomar y también sobre cómo prevenir enfermedades que atacan la región como el Dengue, el Chikungunya y el Zika.

Actualmente, la región de Gracias a Dios depende de centros de salud deteriorados y desabastecidos. La clase que Alemán les impartió fue el primer paso en una cadena de servicios para los pacientes que transitaron de habitación en habitación para recibir el trato y medicamento adecuado que hace tanta falta en la región.

"Esta ayuda es muy importante porque últimamente la situación con el área de salud no está muy buena," dijo Candida Derek Jackson, Directora Municipal de Salud para Nueva Jerusalén. "Este es un municipio que esta descentralizado, por lo tanto los fondos que recibimos no nos dan a bastó para medicamentes, debido a la distribución de la población. con esta ayuda importante la población va a recibir medicamentos de acuerdo a lo que diagnostican los médicos y esto es de mucha ayuda para el pueblo Miskito."

Supervisoras de la clínica materno-infantil y el Coordinador de Promoción a la Salud acompañaron  a Derek, quienes supervisaron el proceso de derivación de los pacientes y quienes también ayudaron a traducir del Español al dialecto Miskito, explicándoles el procedimiento a seguir.

Muchos viajaron por horas desde distintas comunidades y aldeas, caminando bajo el sol y el terreno difícil, para poder recibir atención médica básica y medicinas.
"En Nueva Jerusalén, Belén y Cocobila hay tres centros de salud para 25 áreas de influencia, por tanto son varias comunidades las que están presentes," Derek said.

"Este tipo de brigada, no solamente para Nueva Jerusalén pero para las comunidades aledañas que están reunidas aquí, es muy importante," dijo China Taylor Wood, Auxiliar de Enfermería de la Unidad de Nueva Jerusalén. "Nosotros padecemos escases de medicamente y con esto la población aprovecha para desparasitar a sus hijos, vitaminarlos. Es una gran cosa esta brigada para la comunidad."

Debido a malas condiciones climáticas, la misión tuvo que ser recortada, sin embargo en un solo día se atendieron a más de 470 personas quienes recibieron atención médica, cuidado dental y medicamentos.