NEWS | March 21, 2016

Fuerzas estadounidenses y hondureñas practican capacidades de rescate de personal

By Maria Pinel Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo, Oficina de Relaciones Publicas

Soldados de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo, en coordinación con fuerzas Hondureñas, participaron en un ejercicio de rescate de personal el 10 de marzo del 2016, cerca de la Base Aérea Soto Cano, validando las capacidades de respuesta y la interoperabilidad con los hondureños.

El ejercicio se desarrolló en dos partes, involucrando la familiarización de los hondureños con los helicópteros del Ejército de los EE.UU., CH-47 Chinook y el UH-60 Black Hawk, como también prácticas que les ayudarían a adquirir destrezas de seguridad en el caso de operaciones de rescate de personal.

El escenario incluyo el simulacro de un accidente de un helicóptero UH-60 Black Hawk del Ejercito de los EE.UU. en un área aislada, con individuos muy mal heridos, atrapados dentro de él, necesitando habilidades especiales para asistir en el rescate de las victimas simuladas, por lo que los bomberos del 612 Escuadrón de Base Aérea asistieron al 1-228 regimiento de Aviación y a las fuerzas hondureñas en su respuesta inicial.

"Realizamos ejercicios de rescate al personal cada tres meses pero nunca habíamos incluido a los bomberos anteriormente, así que el Departamento de Bomberos puso a prueba su capacidad de extraer personal de un accidente," dijo el Cap. James King, director de Recuperación de personal de la FTC-Bravo. "Es la primera vez que hemos hecho algo así en la FTC-Bravo, así que este ejercicio valida que nos pueden asistir con su equipo de liberación."

Durante el rescate y la extracción de las víctimas, la Fuerzas de Seguridad Conjuntas ayudaron a asegurar el área del simulacro de accidente, mientras que las fuerzas hondureñas respondieron con un papel de protección. Demostrando como los dos equipos se integrarían en un escenario real.

"Construir una relación con las fuerzas hondureñas fue probablemente lo más importante que hicimos," dijo King. "Si tuviésemos cualquier tipo de situación, mas allá de una evacuación medica, los hondureños estarían a cargo de realizar la recuperación, así que el hecho de que lo hicimos en conjunto y que los entrenamos es clave."

Previo al entrenamiento de rescate, el Equipo Móvil Aéreo, formado por representantes del Elemento Medico y las Fuerzas de Seguridad Conjuntas, practico la carga y desembarque de los helicópteros con las aspas apagadas, luego encendidas, y finalmente durante estos despegaban y aterrizaban. Otras prácticas incluían el izado de equipo pesado, y la integración de las FSC con las fuerzas hondureñas.

"Validamos que el concepto de Equipo Móvil Aéreo funciona, y mostramos la importancia de la participación del equipo de FSC de responder rápidamente ante un incidente," dijo King. "Validamos también de que podemos salir y transportar a los hondureños al sitio de un incidente si fuese necesario."

Una de las prioridades de este Ejercicio de Rescate de Personal es precisamente poner a prueba como operarían en conjunto el 1-228, FSC, Elemento Médico y el 612 Escuadrón de Base Aérea, al igual que las fuerzas de la nación anfitriona, integrándose a los helicópteros del Ejército estadounidense y conducir entrenamientos similares con otras  naciones compañeras.

"Al expandir nuestra misión hacia otras partes de Centro América, vamos a trabajar con unidades similares y debemos asegurarnos de construir esa relación y capacidad," dijo King. "Si ya hemos realizado algo similar estaremos mejor preparados. Esa es la meta, queremos tomar este concepto y aplicarlo a otros países en Centro América."

Los ejercicios como este demuestran los esfuerzos de trabajar en conjunto entre los países de Centro Americanos y el Comando Sur de los EE.UU., dándoles a los países de la región la oportunidad de aprender y mejorar sus habilidades para tener un impacto en futuras operaciones potenciales.