NEWS | May 10, 2016

Equipo de Cooperación de Infantes de Marina de los EE.UU. brinda entrenamiento antidroga a Marinos Hondureños

By Cap. Christopher Mesnard Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo, Oficina de Relaciones Publicas

En la costa norte de Honduras existe una sociedad única entre los entrenadores de la Fuerza Naval Hondureña del Centro de Adiestramiento Naval (CAN) y los entrenadores del Equipo de Cooperación de Infantes del Cuerpo de la Marina de los EE.UU., mientras trabajan para brindar as entrenamiento básico a la Fuerza Naval de Honduras.

En un esfuerzo por mejorar las capacidades de lucha contra el crimen organizado transnacional por  mar y tierra de la Fuerza Naval de Honduras, los equipos de entrenadores se enfocan en derechos humanos, habilidades acuáticas, maniobras a nivel de escuadra, tácticas, planeación y técnicas de disparo. 

"Actualmente, las operaciones de narcotráfico representan la causa del 85 por ciento de la violencia que se genera en el país, y también, Honduras es un punto clave para el transporte aéreo y marítimo de drogas desde Sur América hacia Norte América," dijo el Capitán de la Naval Hondureña José Herrera. "Es de mucho beneficio para las fuerzas navales reducir el trafico ilícito en nuestro espacio marítimo para minimizar las operaciones ilegales y los grupos de crimen organizado en ubicaciones criticas del país, como es la costa Norte, y las áreas rurales y urbanas."

El programa implementado por el CAN Brinda a la Naval Hondureña el primer programa de entrenamiento consolidado para sus miembros. Esto permite que diferentes unidades entrenen bajo un curso consolidado, versus a un entrenamiento no estandarizado en múltiples ubicaciones como se había estado dando.

"Este entrenamiento brindara una base muy necesitada de habilidades para los oficiales nuevos y para los menores enlistados de la Infantería de Marina de Honduras," dijo el teniente Primero de la Infantería Marina de los EE.UU. David Lemelin, oficial a cargo del Equipo de Cooperación. "El material del curso se enfoca en tareas de infantería críticas con énfasis en el ambiente y misiones únicas y aplicadas a Honduras, incluyendo patrullaje, seguridad local, derechos humanos y operaciones anfibias."

En el trascurso de las seis semanas, los alumnos se enfocaron en honrar su conocimiento de movimientos de tropa a un nivel táctico de escuadra, al igual que como esas escuadras apoyan una operación más grande, con el propósito final de operar cohesivamente. Adicionalmente, son retados físicamente a diario, comenzando generalmente a las 5 a.m. con una sesión de actividad física, incorporando natación básica e intermedia a su currículo.

Previo a este curso, cada Base Naval Hondureña realizaba su propio entrenamiento a las tropas nuevas, dejando espacio para inconsistencias en su aprendizaje y sus habilidades.

El enfoque principal de los Infantes de Marina es ayudar a los hondureños desarrollar el silabo de su curso, y desarrollarlo para ajustarse a sus necesidades mientras las van identificando.

"Aquellos que han completado la misión en mi país deberían estar conscientes del propósito que deseamos cumplir con los Infantes de Marina de los EE.UU. -  tener un mejor nivel operacional para combatir las operaciones ilegales y el tráfico de drogas que afectan la seguridad de este país," dijo Herrera. "Los estudiantes que completen el curso necesitan adquirir conocimientos técnicos y tácticos para mantener la integridad de las operaciones y cumplirlas eficientemente, manteniendo un uso adecuado de la fuerza y el respeto a los derechos humanos." 

Los miembros del Cuerpo de Infantería de Marina de los EE.UU. son parte de una rotación regular de entrenamiento, en apoyo a  las fuerzas antinarcóticos en Honduras. Cada país solicita equipos de entrenamiento a su medida para integrarse con sus fuerzas, ayudando en una variedad de temas, incluyendo maniobras cercanas, planificación operacional, navegación en terrenos urbanos, técnicas de disparo y maniobras y técnicas básicas y avanzadas.

"Si alguien tuviese que llevarse solo una cosa de esta misión, sería que estamos ayudando a construir una institución que dará una experiencia de entrenamiento sólida y unificada a la Infantería Naval Hondureña, por primera vez en la historia, " dijo Lemelin.