NEWS | July 13, 2016

Médico de la FTC-Bravo salva joven hondureña en Roatán

By Sargento del Estado Mayor Siuta B. Ika Oficina de Relaciones Públicas, Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo

Lo que comenzó como una tarde callada disfrutando de su tiempo libre y celebrando el feriado del 4 de Julio en Roatán, Honduras, tomó un giro inesperado para uno de los soldados de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo, el pasado 2 de julio.

El Especialista del Ejercito de los EE.UU. Tyler Holman, médico de combate asignado al 1er Batallón, 228 Regimiento de Aviación, se encontraba en un centro de buceo empacando su equipo cuando escucho gritos clamando ayuda.

"No sabía que era lo que estaba pasando, pero había alguien gritando por un doctor o alguien que supiera resucitación cardiopulmonar," dijo Holman. "Así que salí corriendo y como a 50 o 60 metros en la playa cuatro o cinco personas estaban alrededor de una joven tirada en el suelo; Probablemente tendría como 13 años de edad. Uní los puntos cuando la vi mojada, sin responder, y se miraba como que la acababan de sacar del agua."

Inmediatamente, Holman tomo control de la situación y posiciono a la niña para administrarle resucitación cardiopulmonar. Dos minutos después, la niña comenzó a respirar de nuevo y fue transportada al camión de un guarda parques para ser transportada al hospital.

"Ella y yo nos fuimos en el asiento  trasero y estaba respirando un poco, luego de nuevo se desmayó en el camino así que volví a intentar RCP," dijo Holman. "El hospital se encuentra la otro lado de la isla - usualmente como a  25 minutos conduciendo, pero el guarda parques logro llegar en 7 minutos; Fue difícil tratar de mantenerla respirando y mantenerme en el vehículo."

En el momento en que el camión llego al hospital Holman cargo la niña hacia la camilla. Luego espero hasta el momento en que la niña respondiera mientras las llantas de la camilla se aproximaban a la rampa de la sala de emergencias. Tras hablar con un par de doctores para explicarles lo que paso, se sintió aliviado de saber que probablemente se recuperaría completamente.

"Toda la situación probablemente se dio en 15 minutos, pero el tiempo en realidad no existía porque mi adrenalina estaba arriba y solo estaba enfocado en mantenerla con vida," dijo Holman.

Debido a que él estaba tan enfocado en mantener con vida a la niña, Holman ni se dio cuenta que estaba descalzo, que su camisa estaba desabotonada, y que su billetera había quedado con el equipo de buceo.

Sin buscar reconocimiento, Holman unicamente inform a sus superiors lo que habia sucedido ya que noto que algunos locales estaban tomando fotografias y videos de el y equeria que estuvieran al tanto de la situacion en caso de que fuera mencionado en los medios locales.

"Me alegro que el Especialista Holman  haya estado en el lugar correcto en el momento indicado para reaccionar con rapidez," dijo el Capitán del Ejercito de los EE.UU. Michael Haynes, comandante de la sede y compañía del 1-228 Regimiento de Aviación. "Es uno de muchos de nuestros 'Fantasmas' que aplica su instinto y entrenamiento en el momento necesario. En esta situación en particular, personifico no solo los valores del Ejército pero la visión que busca el 1-228 todos los días; Es un honor tenerlo en el equipo 'Fantasma'."

Holman recibió la Medalla de Condecoración por Servicio Conjunto del Almirante de la Fuerza Naval, Kurt Tidd, comandante del Comando Sur de los EE.UU., pero insiste que lo unido que hizo fue lo que viene natural para el como médico de combate.
"No lo hice por una medalla," dijo Holman. "Aunque suene como un cliché, mi pasión en la vida es ayudar a las personas. Cualquier médico en el Ejército haría lo mismo, a eso es que nos dedicamos."

Aunque Holman está por terminar con su tiempo enlistado en el Ejercito, lo que lo ha llevado a nueve países diferentes en cuatro años, estará retirándose para retomar sus estudios de pre-medicina y continuara trabajando en el campo de servicios médicos de emergencia - campo en el que trabajo previo a unirse al Ejercito.

"Los médicos y los soldados tienen mucho en común," dice Holman. "Muchas veces la gente confunde lo que es un héroe. No somos héroes. Simplemente nos importan las personas y eso es lo que queremos hacer -- ayudar."