NEWS | Feb. 5, 2008

Un Equipo de la Fuerza de Tarea Atiende una Emergencia Local

By Por el Sargento Técnico William Farrow Oficina de Relaciones Públicas, Fuerza de Tarea Conjunta Bravo

Un equipo de profesionales de la medicina de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo, pelearon por salvarle la vida a un hombre hondureño de unos 27 años de edad que estaba en condiciones críticas después que le profirieran tres balazos en Comayagua el 31 de enero del 2008.

Después de recibir cuidado médico en el Hospital Colonial de Comayagua, los médicos hondureños pidieron la asistencia del Elemento Médico de la Base Aérea Soto Cano. "Tenemos muy buenas relaciones con el hospital y el cirujano en Comayagua nos pregunto si podíamos transportarles un paciente vía ambulancia a Tegucigalpa" dijo la Capitana de la Fuerza Aérea, Jennifer Martínez, Oficial de Operaciones. "Pero antes de ir a recogerlo y basados en su condición habíamos determinado que necesitábamos evacuarlo vía aérea" dijo ella.

La Capitana Martínez apunto, que no hay servicio de ambulancias en el Hospital Colonial y que tampoco hay una zona segura para el aterrizaje del Helicóptero Ambulancia de la FTC-Bravo. Se determino que un equipo de cinco personas viajaría a Comayagua para transportar al paciente hasta el Elemento Médico para estabilizarlo y luego evacuarlo al hospital de Tegucigalpa, la capital de Honduras.

Sin embargo, al llegar al Elemento Médico fue aparente para el equipo de trauma que el paciente no estaba lo suficientemente estable para ser evacuado a Tegucigalpa. El equipo del Elemento Médico con experiencia previa en heridas de bala por sus desplazamientos en Irak y Afganistán - se aseguro que los signos vitales del paciente estuvieran lo suficientemente coherentes para ser transportado a un hospital civil.

Después de unos 40 minutos de "Cuidado Médico de Combate", la presión arterial, y el pulso estabilizado el equipo llevo al paciente hacia el helicóptero ambulancia UH-60 donde los soldados del 1-228th Batallón de aviación despegaron con el paciente en ruta hacia Tegucigalpa, pero la habilidad del paciente para apegarse a la vida estaba disminuyendo. "Una vez de camino, los soldados brindaron respiración cardio-pulmonar para mantener el paciente con vida," dijo el Sargento Jeffrey Feliciano, Oficial No-Comisionado del 1-228th Batallón de aviación y encargado de medicina de aviación. No obstante, una vez que llego a la sala de operaciones, el paciente sucumbió a sus heridas y fue pronunciado muerto."

Después de la evacuación médica, el comandante del Elemento Médico, Coronel del Ejército Michael Sigmon, llamó a su equipo para llevar a cabo una revisión de las acciones que se tomaron y que permitieron al equipo enviar al paciente hacia un cuidado especial.
"Todos saltaron para hacer su tarea," dijo el Coronel Sigmon. "El llego a nosotros como un paciente extremadamente complejo y todos hicimos lo que fue necesario - estoy muy orgulloso de cada uno de sus esfuerzos."



Cutline

Soto Cano Air Base, Honduras - Miembros de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo conducen a un hondureño victima de heridas de bala hacia un Helicóptero UH-60 en la Base Aérea Soto Cano el 31 de enero. Debido a las buenas relaciones con la comunidad local, un doctor hondureño llamó solicitando asistencia para transportar el paciente a Tegucigalpa. (Foto de la Fuerza Aérea Estadounidense tomada por el Sargento Técnico William Farrow).