NEWS | Feb. 5, 2008

PERROS AMAESTRADOS POR POLICIAS ESTADOUNIDENSES APOYAN LA MISION

By Por el Sargento Técnico William Farrow Oficina de Relaciones Públicas, Fuerza de Tarea Conjunta Bravo Base Aérea Soto Cano, Honduras

Fue un simple acto como en los acontecimientos clásicos de la historia - El perro encuentra lo que su entrenador desea y al mismo tiempo es recompensado.

En el caso de Tommy un perro de 3 años de edad de raza Belgian Malinoise asignado a La Fuerza de Seguridad Conjunta de La Fuerza de Tarea Conjunta Bravo, el juguete de goma del tamaño de una pelota de béisbol es toda la recompensa que él necesita.

Durante una reciente evaluación, el Sargento Morales suelta a Tommy. El perro que pesa aproximadamente 60 libras comienza a correr alrededor de un edificio olfateando hendiduras, cojines del sofá e inmediatamente se para y encuentra los explosivos, el entrenador lo elogia y lo premia dándole su juguete preferido por unos minutos.

La Sargento Técnico de La Fuerza Aérea Cheryl Fullen explicó que se necesita mucha habilidad de comunicación combinada con arduo trabajo y entrenamiento para que las dos partes del equipo lleguen a ser un equipo eficaz; es esta combinación específica la que ella evalúa durante la sesión de entrenamiento.

Con la tablilla en la mano, ella sigue al equipo MWD durante el proceso de búsqueda, anotando no sólo el trabajo del entrenador sino también la del perro.

La sargento Fullen expresa que debido al corto plazo que han sido asignados a la Base Aérea, Soto Cano, los Aviadores MWD deben trabajar horas extras ganando la confianza y el respeto de los perros; acciones que en otros situaciones pueden tomar meses y hasta años cuando se cuenta con periodos de tiempos mas prolongados.

"Para que el entrenador y el perro se conozcan bien se toma aproximadamente un año o mas" explico. "Ya que nuestros perros conocen a tantos entrenadores es de vital importancia que cada entrenador tome su tiempo en trabajar con ellos construyendo la confianza de los animales, lo cual consiste en simplemente jugar con la pelota, caminar con el perro, o solamente ser el amo, un amigo, no solamente el entrenador. 
El Sargento Glenn Gordon de la Fuerza Aérea expreso que debido a su reciente extensión de un año, el puede estar mas tiempo con su perro Houston, un Pastor Alemán de ocho años de edad.

"Juntos proporcionamos un servicio de detención muy valioso, nuestra presencia también desanima a los malos, debido a que Houston puede ejercer mas de 300 libras de presión por pulgada cuadrada en una mordida, lo suficiente para romper un brazo" dijo.

La Sargento Fullen expreso que los aviadores en el campo de las fuerzas de seguridad que quieran ser entrenadores deben cumplir con ciertos requerimientos de rango y niveles de habilidades y la aprobación de un jefe de perrera (kennel master) para que sean seleccionados a asistir al curso de entrenadores de MWD en Lackalnd Air Force Base, Texas y que dura 11 semanas.

"Algunas personas tienen la habilidad para trabajar con perros y es importante que los entrenadores observen esta habilidad." dijo ella.

La sargento Fullen dijo que los elementos claves para llevar a cabo la misión en la Fuerzas de Seguridad Conjunta no solamente es dar seguridad a la Base Aérea Soto Cano sino también apoyar los intereses estadounidenses a nivel Centro Americano através de dar apoyo a los esfuerzos antidrogas y programas de agencias de aplicación de la ley y aliados regionales, ambos bien servidos por equipos de MWD.

"No hay mejor herramienta de apoyo a las misiones que las brindadas por los tres equipos de MWD adjudicados en la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo" dijo ella.