NEWS | March 4, 2008

Fuerza de Tarea Conjunta Bravo ayuda en accidente vial

By Sargento Técnico John Asselin Oficina de Relaciones Públicas Fuerza de Tarea Conjunta Bravo

El pasado 26 de febrero un vehiculo tipo camión transportando 30 personas abordo se accidento causando heridas a varios de los tripulantes. La Fuerza de Tarea Conjunta Bravo respondió inmediatamente al llamado de auxilio de parte de las autoridades del Hospital Santa Teresa.

Cuatro pacientes fueron transportados del Hospital Santa Teresa de Comayagua a la Base Aérea Soto Cano por personal del Elemento Medico de la Fuerza de Tare Conjunta Bravo. Los pacientes fueron estabilizados y luego transportados vía helicóptero hacia el Hospital Escuela en Tegucigalpa, utilizando para ello helicópteros militares estadounidenses y hondureños.

La Major de la Fuerza Aérea Susan Perry, anestesióloga dijo llegamos al hospital y ayudamos en todo lo que fue posible para atender a los pacientes del accidente.

"Cuando llegamos al hospital, habían pacientes, familiares y medios de prensa por todas partes," "Debido al numero de heridos no sabíamos quiénes tenían heridas mas serias por lo tanto decidimos ubicarnos al final del pasillo y comenzamos a evaluar a los pacientes."

Dos ambulancias de la Base Aérea Soto Cano fueron enviadas para auxiliar y transportar a los pacientes.

Tan pronto como el Hospital del Elemento Medico recibió la llamada de auxilio el personal comenzó a preparar el hospital para recibir a los pacientes.

"No estábamos seguros de cuantos pacientes recibiríamos," expreso la teniente de La Fuerza Aérea Zachery Kalinauskas enfermera del Elemento Medico. "Llamamos al resto del personal medico y nos preparamos para recibir a los pacientes. Una vez que los pacientes comenzaron a llegar, el equipo respondió estupendamente y todos trabajamos como se debía."

Según El Teniente Coronel del Ejército Michael Hancewicz, sub comandante del Elemento Medico el personal demostró sus conocimientos médicos.

"El trabajo en equipo fue fenomenal," dijo el Coronel Hancewicz. "Los médicos, las enfermeras, los técnico de rayos X, técnicos de laboratorio trabajaron tranquilamente sin presión en cada paciente evaluándolos detenidamente para asegurarse de que cada uno fuera estabilizado y estuvieran listos para el transporte.

"Debido a los esfuerzos de profesionales hondureños y estadounidenses, los cuidados médicos dados a todos los pacientes fueron de gran valor para poder llevar a cabo el transporte de todos ellos y poder llegar con éxito a Tegucigalpa," dijo el Coronel Hancewicz.