NEWS | April 30, 2008

“Iguana Voladora 2008 en Honduras surca cielos hondureños

By Por Fuerza de Tarea Conjunta Bravo Por Fuerza de Tarea Conjunta Bravo

El pasado 24 de abril las personas que viajaban rumbo a la ciudad de Tegucigalpa notaron con admiración cuando del cielo descendían 138 paracaidistas como parte del ejercicio multinacional denominado Iguana Voladora auspiciada por la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo. Con este ejercicio se demuestra una vez más la unión y combinación del destacamento de fuerzas con el fin de reforzar la cooperación y seguridad regional entre los países de las Américas

Iguana Voladora 2008 involucra a países tales como Argentina, Belice, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, la República dominicana, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay y la participación de los Estados Unidos.

"Cooperación y trabajo en equipo es lo que une estos ejercicios combinados como Iguana Voladora que además refuerzan nuestra relación militar con otras naciones y nos permiten trabajar en conjunto," expreso el Teniente Coronel del Ejército Gregory Jicha, comandante de la armada. "Estos soldados representan el orgullo del Norte, Central y del Sur America."

El evento comenzó el 22 de abril con una duración de tres días se realizaron reuniones y entrenamientos para preparar a los paracaidistas para el salto del día siguiente.

"La seguridad es muy importante en cualquier operación de salto, especialmente cuando los soldados no han tenido la oportunidad de trabajar en conjunto," dijo el Mayor del ejército Michael Angell. "Dedicamos mucho tiempo y esfuerzo en la preparación de los saltos para asegurar que todo salga sin peligro y con éxito."

Durante el día de salto, los participantes abordaron dos helicópteros Chinook CH-47 de La Fuerza de Tarea Conjunta Bravo, engancharon sus líneas estáticas y saltaron 1,250 pies sobre tierra hondureña. A menos de tres horas después de que el primer paracaidista dejó el avión los 138 restantes estaban en tierra sin peligro.

"Esta operación es una tradición y todos los paracaidistas participantes son hermanos," dijo el Capitán hondureño Mariano Días, nuevo participante de Iguana Voladora.

"Cuando nos reunimos como profesionales llegamos a conocernos el uno con el otro, lo cual beneficia a todos los participantes militares de las diferentes naciones, permitiéndonos estrechar la mano el uno con el otro y confiar en las amistades que desarrollamos aquí," dijo el Capitán Días.

Después del salto, los líderes hondureños de la escuela de paracaidismos invitaron a los participantes a una recepción y a la ceremonia de liberación de iguanas vivas. Ese mismo día por la tarde, La Fuerza de Tarea Conjunta Bravo dio la bienvenida a los paracaidistas ofreciéndoles un banquete e intercambio de alas en la Base Aérea Soto Cano.

El día después del salto, La Fuerza de Tarea Conjunta Bravo realizo múltiples demostraciones a las naciones visitantes para que las mismas conozcan de las capacidades del destacamento de fuerzas.

"Somos una presencia clave en América Central para el alivio de desastre naturales y ayuda humanitaria," dijo el Coronel Jicha. "Esta es una excelente oportunidad de mostrar a nuestras compañeros militares de las naciones vecinas lo que hacemos y lo que podemos hacer para ayudarles."

"Este es un gran acontecimiento," dijo el sargento de La Fuerza Aérea Jeff Scott, nuevo participante de Iguana Voladora. "Fue un buen salto, y conocí a varios paracaidistas. Fue difícil hablar mucho debido a la barrera del idioma sin embargo, cuando se realizan estas practicas no importa el idioma."

Desde 1997 los ejercicios de salto multinacional han sido auspiciados anualmente por la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo. Primeramente fueron conocidos como "General Francisco Morazán" "y Fuerzas Unidas" y en el 2002 fueron nombradas como Iguana Voladora.