NEWS | Oct. 14, 2010

Niños de la localidad visitan el Departamento de Bomberas de la Base Aérea Soto Cano

By Capitán John Stamm Fuerza de Tarea Conjunta Bravo Oficina de Relaciones Públicas

Las sirenas sonaron, toneladas de agua arruinaron los galones de H2O, y los niños corrieron para protegerse en medio del humo y de la confusión. Afortunadamente todo era un simulacro, nada era real no había fuego ni peligro alguno.

El evento marco el inicio de la semana nacional de prevención contra incendios, se recibieron 216 estudiantes de escuelas primarias y 21 inspectores de prevención de fuego, todos procedentes de la ciudad de Comayagua, recibieron clases por dos horas y se les hicieron demostración de cómo prevenir incendios.

Sargento James Hazelip, jefe del departamento de bomberos de la base Soto Cano, dijo, la semana de prevención contra incendios es un acontecimiento que se celebra anualmente en los Estados Unidos, se centra en promover seguridad y prevención de incendios a lo lardo de todo el año. Este acontecimiento se ha establecido aquí para enseñar a los niños de la localidad cómo reaccionar en caso de un incendio.

"Les estamos enseñando acerca de los detectores de humos y de cómo prevenir los incendios, qué hacer en caso de una emergencia, cómo parar, caer, y rodar, además, de todas las técnicas necesarias que enseñamos en los Estados Unidos. Estas actividades se diseñan para enseñarles a no sentir terror y cómo sentirse más seguros. No tienen esa instrucción aquí, así que ahora estamos comenzando a progresar," expreso el señor Hebert Gaekel.

Haniel una niña de 7 años de edad de la escuela Enlaces de la ciudad de Comayagua, fue una de nuestros visitantes, ella disfruto de todas las piruetas de Sparky, la mascota de la Asociación Nacional de Prevención de Incendios. Fue muy divertido expreso Haniel.

Divertirse es la clave mientras se está en un proceso de aprendizaje expreso Herberth Gaekel inspector civil.

El señor Gaekel explico que este evento no solo es para niños sino también para los bomberos y maestros.

Muchos de ellos transmiten esta información al público. "Estos inspectores y profesores supervisan a estos niños. Deben aprender cómo los niños reaccionarán en caso de un fuego para saber cómo controlar la situación. Deben también conocer acerca de la importancia que tiene prevenir el fuego," dijo el señor Herbert Gaekel.

El departamento de bomberos ofrece una lista de instrucciones que son de gran utilidad para ayudar a prevenir incendios:

· Instale y mantenga una alarma de humo afuera de sus habitaciones y recuerde cambiar la batería por lo menos una vez al año.
· Diseñe dos rutas de escape en cada dormitorio y practíquelas regularmente.
· Enseñe a cada uno las técnicas de "parada, caída, y ruede" en caso de que la ropa agarre fuego.
· Evite almacenar colchones viejos en el hogar o garaje.
· Enseñe a los niños que los fósforos, y las velas son herramientas, no juguetes. Si usted sospecha que un niño está jugando con fuego, revise debajo de camas y en los armarios para saber si hay indicadoras como fósforos quemados. Los fósforos s se deben almacenar en un cajón o un gabinete con llave.

La mayoría de los peligros potenciales se pueden tratar con un poco sentido común. Los artículos inflamables como por ejemplo ropas y cortinas deben de colocarse por lo menos a tres pies de distancia de los calentadores portables o velas, y nunca fumar en la cama. También, los artículos como mantas eléctricas no deben ser utilizados si hay algún cable eléctrico malo, y los en chufles eléctricos nunca se deben sobrecargar.