NEWS | Dec. 16, 2010

Fuerza de Tarea Conjunta Bravo aumenta apoyo contra el narcotráfico

By Captain John T. Stamm Fuerza de Tarea Conjunta Bravo

El regimiento de aviación 1-228 y miembros militares de la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo desplegaron a Puerto Castilla, el pasado 5-11 de diciembre, para llevar a cabo una misión de entrenamiento en apoyo a la lucha contra el narco tráfico.

La Fuerza de Tarea Conjunta Bravo coordinó con las fuerzas especiales estadounidenses y hondureñas un simulacro de aplicación de la ley, impulsando de esta manera el realismo del entrenamiento. Esta actividad brindo una gran oportunidad a las fuerzas hondureñas y a las operaciones de aviones de los E.E.U.U. de poder familiarizarse y tener un mejor vínculo para lograr sus objetivos propuestos.

"Durante el ejercicio logramos entrenarnos en diversos campos tales como equipo, edificio, comando, control y operaciones del FARP (punto de reaprovisionamiento de combustible por aire)," expreso el mayor Edward Meyers, oficial de operaciones de 1-228. "Es siempre un placer poder llevar a cabo entrenamientos conjuntos."

El objetivo primordial del ejercicio fue de construir y ampliar las capacidades existentes del regimiento de aviación de 1-228. Los pilotos recibieron conocimientos en táctica y procedimientos asociados con operaciones contra el narco tráfico para aumentar su habilidad de detención de las condiciones de vuelo ne aviones asociadas a Honduras.

Un segundo objetivo era reforzar las capacidades de comando y control del batallón de aviación. El elemento desplegado centro su funcionamiento en un centro de operaciones lo cual estaba localizado en una area remota con recursos limitados e utilizaron equipo de comunicaciones para establecer y mantener un TOC.

Esta operación de entrenamiento también permitió que 1-228 estableciera 9.000 galones FARP para las operaciones futuras de reaprovisionamiento. Los equipos probaron y certificaron el nuevo sistema, substituyendo la capacidad anterior de 5.000 galones.

Ampliar estos operativos son de vital importancia para la FTC Bravo porque no sólo logra combatir el narco-trafico, sino que también aumenta las operaciones de ayuda humanitaria a través de Honduras y del resto de Centro América."

El ejercicio fue todo un éxito, permitió que los miembros activos de la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo se relacionaran mas con la población local aumentando la capacidad de actuar en Honduras. Finalmente, las tripulaciones aéreas podrán actuar en áreas más remotas de Honduras.

"El entrenamiento fue un excelente mecanismo que sirvió para ensayar comunicaciones tácticas de tierra y de aire, estableciendo un nuevo punto para armar y de reaprovisionar combustible, entrenando al décimo quinto batallón de las fuerzas especiales de Honduras en operaciones móviles del aire," expreso el jefe de la compania . "Este acontecimiento continuará teniendo efectos internacionales."