NEWS | July 2, 2013

La Compañía Alpha 1-228 brinda a nuevos pilotos ejercicio de simulacion encubiertos

By SSgt Jarrod Chavana Oficina de Relaciones Publicas de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo

El 12 de Junio, miembros del 1-228vo Régimen de Aviación Compañía Alpha entrenaron a nuevos pilotos aquí en un escenario donde el equipo encubierto es llevado a la isla de Útila para hacerle frente al crimen transnacional organizado. Mientras el equipo encubierto estuvo activamente comprometido en su misión, la Compañía Alpha voló a la isla de Roatán, reabasteció combustible y esperó a que los operadores especiales los contactara.

"Se les dio el concepto de operaciones al comienzo de la semana y para el fin de la misma, estaba completo," dijo la Suboficial 3 del Ejercito de los EE.UU. L.J. Failes, 1-228 RACA, piloto de estandarización. "Comienza con un conop, que es cuando a los pilotos se les asigna la misión. Una vez que esto sucede, los pilotos pueden dividir la misión y comenzar la etapa de planeación."

"Por ejemplo, un piloto puede crear la ruta principal y alterna mientras se cerciore de tener suficiente combustible para cualquier contingencia," dijo el originario de Chicago. "El segundo piloto entonces coordina dónde pueden reabastecer combustible y cuantas aeronaves serán necesarias. Para cuando es hora de volar, los pilotos tienen la misión planeada y están preparados para cualquier contingencia."

Seguidamente, los pilotos comparten el plan con la tripulación y se preparan para la misión como si volasen dos Helicópteros Utilitarios-60 Blackhawk (UH-60) y un Helicóptero de Carga-47 (Chinook) a través de las montañas de Honduras, sobre el Mar del Caribe hasta la Isla de Útila; simulando que desembarcan el equipo encubierto, luego vuelan a la Isla de Roatán a reabastecer combustible y finalmente volver a Útila para recoger al equipo y regresar a casa.

"Mi experiencia volando es más que todo en Fort Rucker, Alabama, donde la mayoría del terreno es plano y ahora estoy volando sobre las montañas y el Mar Caribe," dijo la Martha Hugo, Subtte del Ejército de EE.UU., piloto de UH-60 Blackhawk del 1-228 RACA y originaria de Rhode Island. "Cuando alguien está volando sobre agua debe guiarse por los instrumentos, de lo contrario podría perder los puntos de referencia y desorientarse. Este entrenamiento me ha ayudado a sentirme más cómoda y confiada con la aeronave."

Mientras volaron sobre las aguas cristalinas del Caribe, los pilotos mantuvieron un curso de 200 pies sobre el nivel del mar y alcanzaron velocidades de más de 120 millas por hora.

"Cuando se trata de misiones, se debe ser exhaustivo ya que existe la posibilidad de lidiar con el clima u otras situaciones con tal de asegurar el éxito de la misión," dijo Failes. "El propósito era que los pilotos fueran del concepto de las operaciones, a la etapa de planeación de la misión, realizar la misión aérea, luego informar al grupo, y creo que ellos hicieron un trabajo fenomenal."