NEWS | Aug. 4, 2021

Médicos de la FTC-B atienden a la población de Atlántida, Honduras

By Tech Sgt. Marleah Cabano Oficina de Asuntos Públicos, Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo

Militares estadounidense del Elemento Médico, Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo, Base Aérea Soto Cano, Honduras, y sus contrapartes hondureñas completaron un compromiso global de salud de tres días, el 29 de julio, para ayudar a las comunidades que necesitan atención médica.

Durante el ejercicio, aproximadamente 30 médicos militares estadounidenses impartieron clases de medicina preventiva a 782 pacientes, trataron a 694 personas en atención primaria y a 159 pacientes dentales de las comunidades de Las Mangas, La Frutera y Trípoli.

La mayoría de los pacientes terminaron su visita pasando por la farmacia para recoger sus recetas de manos del Sargento del Ejército de EE.UU. Alex Mullen, técnico farmacéutico con el Elemento Médico de la FTC-B.

"Aconsejo a los pacientes sobre cómo tomar sus medicamentos con mi intérprete, para hablar de los posibles efectos secundarios, cuándo es mejor tomarlos y con qué no tomar los medicamentos", dijo Mullen. "Durante esta misión, entregue 1,328 medicamentos. Si nos quedamos sin un determinado medicamento, hago todo lo posible por encontrar un medicamento alternativo que les ayude".

Al equipo de médicos también se unieron veterinarios que vacunaron a 1,171 reses, mientras que un equipo de la sección quirúrgica avanzada realizó 10 cirugías generales en el Hospital de Atlántida en la ciudad de La Ceiba para aliviar la mora quirúrgica de la región.

"Es importante establecer estas relaciones para poder seguir acudiendo a estos lugares", dijo Mullen. "Esto nos permite hacer un seguimiento con ellos, o incluso ver a gente nueva que quizá no hayamos tenido la oportunidad de ver la última vez".

Como fuerza de tarea bajo el Comando Sur de Estados Unidos, la FTC-B ha llevado a cabo misiones médicas, quirúrgicas y veterinarias en todo el país y por toda Centroamérica durante casi 40 años.

"Creo que cualquier misión que hagamos mejora nuestra relación con los hondureños y la gente siempre dice que quiere que volvamos", dijo Mullen. "Creo que lo haremos, y espero tener la oportunidad de volver a estos lugares y hacer más misiones en nuestro país anfitrión".

Los miembros de la FTC-B están comprometidos a mantener fuertes lazos de colaboración con sus socios en Centroamérica, con el Comando Sur de los Estados Unidos proporcionando apoyo directo a la formación y preparación de los sistemas de salud militares y civiles de las naciones asociadas a través de los Compromisos Globales de Salud en toda América Latina y el Caribe.

"En caso de que haya un desastre natural, ya sea un huracán, un terremoto o un volcán en la región, esto nos permite hacer cosas que haríamos durante esas crisis, practicando en un momento de calma", dijo el Coronel del Ejército de EE.UU. Steven Gventer, comandante de la FTC-B. "Construir estas relaciones y esta confianza ahora es muy útil para que podamos actuar en momentos de estrés".