NEWS | May 25, 2021

Ejercicio RS-21 concluye en El Salvador para el personal médico de la FTC-B

By Tech. Sgt. Marleah Cabano

El 22 de mayo, los miembros de la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo (JTF-B por sus siglas en ingles), destacados en la Base Aérea Soto Cano, Honduras concluyeron el ejercicio Resolute Sentinel 2021, un ejercicio de preparación médica con duración de dos semanas.

Aproximadamente 65 militares se desplegaron hacia El Salvador para proporcionar un entrenamiento conjunto y mejorar la preparación de ingenieros civiles, profesionales médicos y personal de apoyo estadounidense y de naciones asociadas mediante actividades de asistencia humanitaria.

"Resolute Sentinel es un ejercicio patrocinado por las Fuerzas Aéreas Sur de los Estados Unidos (AFSOUTH) que básicamente nos ayuda a practicar la respuesta ante un desastre natural en la zona de América Central," dijo el Sargento del Ejército de los Estados Unidos Ammon Bemis, planificador médico con el Destacamento Médico de JTF-B. "Resolute Sentinel consiste de un componente de ejercicio de entrenamiento médico, un ejercicio de entrenamiento quirúrgico y luego hay un ejercicio de entrenamiento de preparación veterinaria".

Al final de Resolute Sentinel 21, el personal médico de la JTF-B atendió a 2,469 pacientes salvadoreños en La Unión, isla Zacatillo, isla Conchagüita, isla de Meanguera, Mogotillo y El Jaguey.

"Salimos y proporcionamos atención médica," dijo el Primer Teniente del Ejército de los Estados Unidos Casey Burns, planificador médico del Destacamento Médico de JTF-B. "Los médicos salen, las enfermeras salen, tenemos odontología y farmacia, y también proporcionaremos medicina preventiva. Esencialmente, se trata de asegurar que tengan el nivel de atención que necesitan aquí."

Los salvadoreños no fueron los únicos en recibir tratamiento médico. Durante la última semana del ejercicio, los servicios veterinarios del Ejército de EE.UU. con la JTF-B trataron a 469 reses durante el entrenamiento de preparación médica veterinaria en Tamarindo y El Jaguey.

"Proporcionamos la vacuna contra el ántrax al ganado, que es una enfermedad de interés para la salud humana y animal," dijo el Mayor del Ejército de los EE.UU. Jeffrey Baravik, oficial a cargo del servicio veterinario con la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo. "También proporcionamos pasteurella y pata negra, que son enfermedades del ganado de interés económico. Luego los desparasitamos para parásitos internos y externos, y también les proporcionamos una inyección de vitaminas A, E y D para ayudar a su aumento de peso y a la conversión alimenticia."

Con un ganado más sano, los miembros de los servicios veterinarios de la JTF-B están dando a los salvadoreños la oportunidad de mejorar sus vidas.

"El ejercicio, Resolute Sentinel, es para aumentar la interoperabilidad entre nosotros y nuestros socios de seguridad, mientras que proporciona algunos beneficios reales a los ciudadanos de El Salvador," dijo Baravik. "El ganado es muy importante para los ciudadanos de El Salvador como medio de vida y para alimentar a sus familias, por lo que ven un gran beneficio económico en vacunar su ganado y hacerlo más sano para que sea más productivo."

Resolute Sentinel 21 es una oportunidad de formación multinacional con beneficios reales para el personal estadounidense y de los países asociados, así como para el pueblo de El Salvador, al promover la preparación y crear asociaciones a largo plazo en la región.

"Hemos sido capaces de crear asociaciones y construir la unidad a través de nuestros esfuerzos con la comunidad local," dijo Bemis. "Proporcionando atención médica y proporcionando activos para las personas que a veces no pueden conseguirlos, les permite saber que estamos disponibles, y todos ellos están muy dispuestos a unir fuerzas con nosotros en el futuro."

Este nuevo ejercicio dirigido por la AFSOUTH y el Comando Sur de los Estados Unidos (USSOUTHCOM) evoluciono a partir del antiguo ejercicio anual de asistencia humanitaria conjunta para América Latina y el Caribe llamado Nuevos Horizontes.

Resolute Sentinel también tuvo lugar en Guatemala y Honduras, el Triángulo Norte de Centroamérica, para integrar la interoperabilidad y el entrenamiento de respuesta a desastres, además de la ayuda médica y los proyectos de construcción.

"La oportunidad de participar en Resolute Sentinel garantiza que estamos preparados juntos para la ayuda humanitaria y las operaciones de socorro en caso de una catástrofe," dijo el Coronel del Ejército estadounidense John Litchfield, comandante de JTF-B. "Somos socios duraderos y fiables para la seguridad y la prosperidad de la región."

A través de la coordinación entre el Comando Sur, el Departamento de Estado de EE.UU. y los gobiernos de las naciones asociadas, se seleccionó una lista priorizada de proyectos en función de los objetivos de formación para determinar los que proporcionan el mayor beneficio, al mismo tiempo que satisfacen las necesidades médicas de las naciones anfitrionas.

"En un esfuerzo con la nación anfitriona local hemos podido asociarnos con más de 120 voluntarios locales en cada sitio, el ministerio de salud, el ministerio de agricultura y el ministerio de educación," dijo Bemis. "Nos gustaría dar las gracias a todos nuestros socios y estamos muy contentos de contar con su ayuda: sin ellos, este esfuerzo no habría tenido el éxito que ha tenido."