NEWS | Jan. 23, 2020

Con cambios en el horizonte, la FTC-B refuerzas las relaciones locales

By Maria Pinel Oficina de Asuntos Publicos, Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo

El personal de operaciones civiles y militares de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo visitó cuatro comunidades vecinas a la Base Aérea Soto Cano, el 16 de enero, para discutir los próximos cambios económicos, centrándose en las oportunidades para fortalecer los lazos y asociaciones con los gobiernos locales.

La FTC-Bravo opera desde la Base Aérea Soto Cano, ubicada en Palmerola en el departamento de Comayagua, a solo ocho kilómetros de su ciudad homónima y a solo 11 kilómetros del departamento de La Paz. La instalación militar hondureña se encuentra actualmente en desarrollo para llevar a cabo operaciones comerciales, convirtiéndola en un espacio compartido entre el futuro Aeropuerto Internacional de Palmerola, la Academia de Aviación Militar de Honduras y FTC-Bravo. Con la construcción de un nuevo centro internacional en la proximidad de los dos departamentos, que históricamente han subsistido principalmente por la agricultura, surgen grandes expectativas.

“Los alcaldes están trabajando juntos para adaptarse a los cambios que vienen con el nuevo aeropuerto. Se están centrando en cómo pueden crear un ambiente más turístico para estimular el crecimiento dentro de sus comunidades," dijo el Teniente Coronel del Ejército de los EE. UU. Jeffrey Uherka, director de operaciones civiles-militares de la FTC-Bravo, después de reunirse con cuatro alcaldes distintos en los departamentos de La Paz y Comayagua.

La primera visita fue a la Villa de San Antonio, un municipio de aproximadamente 211 kilómetros cuadrados con una población de 27,000 personas.

“El proyecto traerá mucho desarrollo pero también nuevas demandas. Una gran afluencia de personas traerá mayores demandas a nuestros sistemas de salud y educación, y también podría traer delincuencia,” dijo el alcalde de Villa de San Antonio, Nestor Joel Mendoza. “Uno de nuestros pilares es la seguridad. Las personas que se mudan aquí tienen que registrarse en nuestro municipio, y traen sus antecedentes para que nos aseguremos de que sean personas honorables. Estos protocolos nos han permitido mantener nuestra ciudad segura. Queremos atraer el turismo, y estamos invirtiendo en él. Nos estamos preparando y creemos que vamos por el camino correcto. A veces es difícil, pero ese es nuestro trabajo."

El alcalde reconoció que su comunidad enfrenta también muchos desafíos, incluyendo no tener suficientes clínicas para brindar atención adecuada a toda su población, pero incluso con recursos limitados, Villa de San Antonio ha desarrollado proyectos de construcción para más clínicas en el área. El desafío ahora es obtener medicamentos para mantenerlas operando. Aquí es donde ingresa la oficina de asuntos civiles al tener la capacidad única de proporcionar asistencia fuera del alcance de operaciones militares.

A través del Departamento de Defensa, la oficina de asuntos civiles puede realizar o apoyar proyectos de asistencia humanitaria (HAP por sus siglas en ingles) en regiones donde las necesidades humanitarias pueden plantear importantes desafíos para la estabilidad y la prosperidad.

Los HAP ofrecen una herramienta de cooperación de seguridad única para obtener acceso y visibilidad dentro de las regiones críticas para lograr los objetivos de seguridad nacional.

"Queremos mantener la confianza de las comunidades circundantes, para asegurarnos de que nos vean como un aliado, como un amigo y como otro compañero, para que podamos lograr objetivos comunes juntos," dijo Uherka. “Nuestro objetivo es reiterarles que nuestros 37 años en Soto Cano significan mucho para nosotros. Queremos construir esa amistad, para que sepan que somos parte de esta comunidad y que, si tenemos la capacidad y las autoridades, haremos todo lo posible para ayudarlos. Sí, somos de los Estados Unidos, pero esencialmente todos somos americanos, ya sea centroamericanos o norteamericanos, todos somos americanos."

Durante la reunión, el Alcalde Francisco Bustillo recordó cómo su comunidad se ha beneficiado a través de uno de los programas de voluntariado de la FTC-Bravo, conocido como Chapel Hike- que son caminatas organizadas por la capilla donde se donan víveres a las comunidades - no hace mucho tiempo. Relató también cómo el ejército de los EE. UU. ayudó a construir un pequeño parque y un aula en una escuela con el apoyo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, dejando una marca permanente de la buena relación que fomentan con la gente de Cane.

Lejamaní, el más pequeño de los municipios visitados, también busca atraer el turismo.

“Estamos tratando de desarrollar nuestra infraestructura y nos estamos preparando para recibir gente que viene por el aeropuerto. Hemos desarrollado un equipo de planificación regional. Nos gustaría trabajar junto con ustedes [FTC-Bravo] y las autoridades para fortalecer nuestros esfuerzos,” dijo el Alcalde Francisco Méndez.

La última parada de la gira fue Ajuterique, una comunidad en desarrollo con un fuerte enfoque en la innovación, donde el Alcalde Mario Palencia enfatizó el importante papel que la unidad en los esfuerzos tendrá en preparación para la apertura del aeropuerto. También enfatizó cómo la región siempre ha sentido un fuerte apoyo de la fuerza de tarea a través de programas de voluntariado y ayuda en caso de desastres durante los años.

“Siempre hemos tenido un gran aprecio por la gente de [Soto Cano]. Son parte de nuestra comunidad y hemos tenido experiencias de su solidaridad y amistad. Tuvimos inundaciones hace diez años, y [algunas] de las primeras personas en llegar fueron los soldados estadounidenses, que nos apoyaron y ayudaron a nuestra gente,” dijo el alcalde Palencia. “Esos son recuerdos que han dejado huella, y sentimos que el ejército de los EE. UU. no solo está aquí para defender su país y sus fronteras, sino que también está aquí para ayudar a sus vecinos, y para nosotros eso es muy importante, así que siéntanse como en casa."

Durante las reuniones, el director de asuntos civiles y los líderes locales discutieron los beneficios y desafíos que prevén con respecto al aeropuerto.

“La FTC-Bravo tiene a bien la construcción del aeropuerto, no porque sea beneficioso para nuestras operaciones militares de ninguna manera, sino porque sabemos que traerá empleos, crecimiento económico y oportunidades al área. Al mismo tiempo, compartimos sus preocupaciones por el aumento de la población,” dijo Uherka. "Lo estamos socializando con la Embajada de los Estados Unidos para aliviar o mitigar parte de la carga."

Cuando se le preguntó al director cuáles eran sus pensamientos al escuchar que todos los alcaldes recordaban de una forma u otra cómo la FTCB había ayudado a su gente, Uherka dijo que muestra cómo un programa de asistencia humanitaria, por pequeño que sea, puede tener un impacto enorme y duradero en estas comunidades a lo largo de los años.