ArticleCS - Article List

Misión médica apoya la atención en Honduras

By Cap. Anthony Lesterson | Oficina de Relaciones Públicas, Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo | April 28, 2017

COLÓN, Honduras —

Treinta cuatro personas del Elemento Medico, Fuerzas de Seguridad Conjuntas y Batallón de Fuerzas del Ejercito de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo participaron en un Ejercicio de Respuesta Medica (MEDRETE por sus siglas en ingles) que duro dos días, y también en una brigada médica organizada por las Fuerzas Armadas de Honduras del 20 al 22 de abril, brindando atención medica básica a más de 1,500 pacientes. 

La misión medica se desarrolló en el departamento de Colón, Honduras donde los miembros de la FTC-Bravo distribuyeron medicamento preventiva, brindaron servicios médicos y dentales básicos y medicamentos a la población local.

La selección del área designada para cada misión se define por el equipo de la Embajada de los Estados Unidos y líderes de la FTC-Bravo, junto con representantes de la nación compañera para determinar el grado de prioridad del área especifica. La selección se da generalmente dependiendo de lo remota que sea el área y su posibilidad de recibir atención médica, ya que el acceso a recursos médicos es menos posible y más limitado para enfermedades de gravedad en las áreas remotas del país, fuera de ciudades como San pedro Sula y Tegucigalpa.

Los MEDRETEs brindan una atmosfera real donde los soldados pueden mejorar sus habilidades medicas bajo condiciones de austeridad, preparándolos para responder de mejor manera para situaciones de desastres naturales y asistencia humanitaria.

“Estamos en una comunidad remotas de Honduras que no recibe la misma atención medica o recursos del gobierno para poder venir y brindar asistencia,” dijo el Capitán del Ejercito de los EE.UU. Zachary Schmook, oficial a cargo de la operación. “Esta es una clínica de medicina general para los que puedan visitar y ser tratados en necesidades básicas. Les brindamos también medicamentos preventivos, vitaminas y medicinas para quienes lo necesitan.”

Los soldados de las otras dos unidades que no participaron como médicos tuvieron también la oportunidad de mejorar sus destrezas en áreas criticas como sobrevivencia de campo, seguridad, manejo y logística, al mismo tiempo que desarrollaron y fortalecieron las relaciones con los residentes y autoridades locales. Cada habilidad fue crítica para el éxito de esta misión.

“Esta es una gran oportunidad para nosotros y para Honduras, y para los otros países que visitamos. Es una Buena oportunidad de entrenamiento para nosotros en caso de un desastre natural o necesidad de asistencia humanitaria. Si eso llegase a ocurrir, podemos ingresar de inmediato. Ya sabemos cómo hacerlo; Sabemos cómo organizarnos y es un buen beneficio para la población de Honduras y los ciudadanos de los otros países donde hemos realizado estos ejercicios,” dijo la Tte. Cnel. del Ejercito de los EE.UU. Rhonda Dyer,  enfermera de medicina preventiva de la FTC-Bravo. 

Las organizaciones voluntarias también jugaron un papel importante en el éxito de la misión, asistiendo en todo lo que podían al personal y a los pacientes. 

“Adicionalmente al personal que trajimos de la FTC-Bravo, también nos asiste personal de Honduras,” dijo Schmook, “Esto incluye un ginecólogo, psicólogo y personal dental y médico que nos permitió expandir el apoyo que brindamos aquí.” 

La operación logro continuar con la tradición que comenzó desde 1993, permitiéndole a los residentes saber que la FTC-Bravo esta aquí para ser un buen vecino y compañero para Centro América.