ArticleCS - Article List

Dentro de las capacidades de búsqueda y rescate sobre agua de la FTC-Bravo

By Sargento Maestra Kerri Spero | Oficina de Relaciones Públicas, Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo | March 22, 2017

BASE AEREA SOTO CANO, Honduras —

Cuando inicia un desastre en las aguas de Centro América – un barco hundido o una persona perdida en el mar – existe un pequeño equipo que se mantiene alerta para emergencias para poder salvar vidas.

El 1er Batallón, 228 Regimiento de Aviación de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo paso el año pasado desarrollando un programa robusto de búsqueda y rescate sobre agua (SAR por sus siglas en ingles), que trae una capacidad crucial y vital en salvar vidas a la FTC-Bravo.

Previo al lanzamiento de este programa, se consideraba que las capacidades de búsqueda y rescate sobre agua del 1-228 eran rudimentarias.

Las mejoras hechas a este programa fueron dirigidas por el Sgto. Primera Clase William Shewbridge, suboficial de Ambulancia Aérea del 1-228, quien dice que ha sido comprobado que los equipos entrenados correctamente han demostrado ser más seguros y más eficientes al momento de realizar un rescate o recuperación sobre agua.

“Tomamos prestada la doctrina de la Guardia Costera de los EE.UU. y la Naval y lo aplicamos a un programa genuino de la FTC-Bravo,” dijo Shewbridge, “Adquirimos el equipo necesario, uniformes,  redactamos un Procedimiento Operativo Estándar y desarrollamos un programa de entrenamiento.”

En febrero, los pilotos del 1-228 y los nadadores de rescate designados desarrollaron la fase final del programa de entrenamiento al participar en un ejercicio SAR en Roatán, Honduras, abarcando todas las capacidades, validando sus habilidades de natación y patrones de búsqueda sobre agua para los cuales entrenaron por meses.

Este entrenamiento es esencial porque los nadadores designados de rescate deben poder pensar y realizar tareas retantes mientras están sumergidos, sosteniendo la respiración y siendo lanzados por las olas. No hay una presentación en un aula de clases que pueda prepáralos para esto.

Adicionalmente, los pilotos del 1-228 ahora son eficientes en los mismos patrones de búsqueda que utiliza la Guardia Costera de los EE.UU., haciendo el programa más eficiente y funcional.

Aunque esta misión de entrenamiento fue exitosa, nadie hubiese podido predecir lo que sucedería 36 horas después de concluir con el ejercicio.

La noche del 28 de febrero, los líderes de la FTC-Bravo fueron notificados de una posible misión de búsqueda y rescate después de que una joven de 28 años, Rickilee Mercer de Spring, Texas, se perdiera tras ser reportado un accidente en jet-ski en las costas de San Pedro, Belice. La Embajada de los EE.UU. en Belice notifico a la Embajada de los EE.UU. en Honduras  para solicitar ayuda a la FTC-Bravo después de agotar los recursos iniciales en Belice.

La mañana siguiente, un helicóptero CH-47 Chinook y un UH-60 Blackhawk despegaron de la Base Aérea Soto Cano y comenzaron a buscar el área costera donde Mercer fue vista por última vez.

 

“Estábamos aferrándonos a la esperanza de que la encontraríamos con vida – acampando en una isla cercana o algo, pero desafortunadamente su cuerpo fue descubierto por nuestro equipo después de hora y media de búsqueda,” dijo el Suboficial Eric Simpson, el piloto a cargo de la misión SAR.

El equipo del 1-228 practico un mantra importante de las fuerzas armadas de los EE.UU. —no dejar a nadie atrás.

“Pudimos encontrar la víctima, recupera el cuerpo y darle un cierre a su familia,” dijo el Cap. Russell Scott, Comandante de la Compañía Charlie del 1-228.

Mientras se preparaban para su regreso a Soto Cano, los amigos de la familia doliente se acercaron al equipo en la pista para agradecerles.

“Los esfuerzos colaborativos entre la FTC-Bravo, nuestros compañeros militares en Belice, y las Embajadas estadounidenses, fueron una parte integral en la respuesta rápida ante esta operación de búsqueda y rescate,” dijo el Cnel. Brian Hughes, comandante de la FTC-Bravo.

La FTC-Bravo tiene un historial en respuestas a incidentes como este. En el año 2015, la FTC-Bravo trabajo con sus contrapartes hondureñas para encontrar y rescatar a un estadounidense de 18 años que se encontraba a la deriva, 18 millas de la costa de Roatán. En el 2013, el 1-228 asistió en un esfuerzo coordinado que logro localizar una nave varada con nueve personas, dos de ellas estadounidenses, un canadiense y seis hondureños.

“Rara vez vemos un escenario donde tras concluir con un ejercicio de entrenamiento pasas a una situación real como el ejercicio que acabas de validar horas antes,” dijo el Suboficial James Baker, coordinador del programa de entrenamiento SAR.

Cuando hay vidas en riesgo, el personal del 1-228 esta adepto de manera excepcional para responder ante el llamado.  Estos hombres y mujeres valientes personifican el valor del Ejército de los EE.UU. – listos para lanzarse al peligro para completar la misión de rescate en algunos de los ambientes más extremos imaginables.

"Se puede esperar que la FTC-Bravo haga cualquier esfuerzo para rescatar un ciudadano estadounidense que pueda encontrarse en peligro en Centro América," dijo el Cnel. Hughes.

| U.S. CITIZEN TRAVELERS - COVID-19 STATE DEPARTMENT TRAVEL ALERT | If you are currently impacted by the COVID-19 travel ban and need immediate assistance call 1-888-407-4747 (U.S./Canada); +1-202-501-4444 (overseas); or contact the nearest U.S. embassy.                                     U.S. Embassy Honduras: +(504) 2236-9320